fbpx

Memoria del Jaime Prieto Amaya que conocí – (Por: Martha Inés Romero M.)

Memoria del Jaime Prieto Amaya que conocí – (Por: Martha Inés Romero M.)

«¿No será hora de reflexionar seriamente como Iglesia sobre ese modelo que algunos ya lo están llamando perverso y elevar nuestra voz profética de rechazo, pero también y con firmeza nuestra esperanza de creación de alternativas no solo posibles sino necesarias?»    (Mons. JAIME PRIETO AMAYA, Orientaciones Pastorales, 2008).


Un convencido de que era posible construir paz y fortalecer procesos de reconciliación en nuestra sociedad colombiana, tan fragmentada históricamente. Ese era nuestro querido Monseñor Jaime.     Lo conocí cuando yo trabajaba para la agencia de cooperación de los obispos estadounidenses y él era no sólo el flamante Obispo de Barrancabermeja, sino el Obispo Presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social.


Me impactó, desde el comienzo, su tono franco, yo, que estaba acostumbrada a otros tonos más “acartonados” de algunos jerarcas.  


Su entusiasmo en los Congresos de Reconciliación por relevar que la paz pasaba por el disfrute de los derechos humanos y por la justicia hacia la erradicación de la pobreza y la exclusión social;  con vehemencia afirmaba que la reconciliación necesariamente debía basarse en la memoria histórica como fuente de verdad.


“Hemos recorrido mucho camino desde el Concilio Vaticano II”,  decía.  Y su coherencia con los preceptos de este evento que significó un reverdecer de la vivencia de Jesús en el amor y en la justicia, se hizo real en cada iniciativa que apoyaba, fuera en la Pastoral Social Nacional o fuera en su Diócesis.   Le tocó vivir las épocas de las masacres paramilitares y con la misma energía cuestionaba las formas violentas de todas las partes en conflicto.


De Aparecida en 2007 volvió lleno de entusiasmo;   para él esta experiencia —en la que estuvieron el Papa Benedicto XVI y muy activamente el actual Papa, entonces Cardenal Bergoglio—,  significó una verdadera comunión eclesial, en la que él desde su sabiduría incluía a laicos/as y a otras comunidades de fe, en últimas, una comunión inter-religiosa.   De su presentación entusiasta, resaltamos su crítica al modelo neoliberal que empobrece, como lo dice el Papa Francisco en su Encíclica Laudato Si‘, el “Insostenible modelo”:


Ese era su talante, un visionario, eso era Monseñor Prieto.


Decía: “lo que el Episcopado debe promover es Escuelas de Formación Política Ciudadana”.  En el documento sobre Orientaciones Pastorales de 2008, amplía la reflexión sobre la globalización:


“’Sin embargo, la economía ha crecido pero no distribuye sino que concentra las ganancias en unos pocos, empobreciendo a muchos y excluyendo a otros. Leía en un periódico de mi región que tres niños menores de 5 años mueren de hambre diariamente en Colombia’ (Cfr. Vanguardia Liberal, agosto 10 del 2006 pág. 8A).   Resulta que lo que se globaliza no es la igualdad sino el mercado, los intereses individuales. Todo ello abre más la brecha entre unos pocos excesivamente ricos y una gran mayoría escandalosamente pobres. Por tanto, la globalización no conduce a una aldea global sino a un mercado global”.


Mi último recuerdo de Monseñor Jaime


Mi último recuerdo de Monseñor Jaime es en un bar de la bahía de Baltimore, tomándonos una cerveza fría en un mayo primaveral, luego de una ardua gira de incidencia política, en la que evidenciábamos las falencias del Plan Colombia apoyado por la política estadounidense, pues no había supuesto el “desarrollo integral” que originalmente nos vendieron, sino un recrudecimiento de las acciones bélicas, con los sufrimientos para los civiles en el medio, y nada de alternativas al desarrollo que las comunidades en el campo esperaban.


Su legado lo recogió por fortuna una amplia gama de personas que vieron en él a un Pastor-Profeta. Nos sorprendió su muerte temprana cuando esperábamos que nos acompañara muchos años más de aportes de esa Iglesia de los Pobres, la Iglesia en Salida, la que promovió con tanto entusiasmo.



Por todo, gracias Monseñor Jaime, su legado es y seguirá siendo una fuente de inspiración.


xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

MARTHA INES ROMERO M.,  Coordinadora Regional América Latina y el Caribe de Pax Christi Internacional.   Puede ser contactada en el correo electrónico: m.romero@paxchristi.net


Este artículo también lo puede leer en BVirtual “la nueva forma de escuchar radio” – para instalar la aplicación: Para Android – dar click aquí

 

Los usuarios de Iphone pueden descargar la nueva forma de escuchar radio dando click aquí

 

Para leer más noticias de Barrancabermeja y el Magdalena Medio pueden dar click aqui

Comments

comments

Instale la aplicación