Inicio Especial Julián Torres, orgullo barranqueño, nuestra joven promesa de la actuación

Julián Torres, orgullo barranqueño, nuestra joven promesa de la actuación

Julián Torres, orgullo barranqueño, nuestra joven promesa de la actuaciónSu nombre completo es Julián Torres Prada, el próximo 17 de agosto cumplirá 24 años y ya se perfila como una promesa de la actuación en nuestra televisión dado los papeles que ha tenido que interpretar en diversas series como ‘La vendedora de rosas’‘Hilos de sangre azul’‘Victoria’‘Bloque de búsqueda’ y ‘El Comandante’, todas transmitidas por el Canal RCN.

 

Julián es hijo del profesor Alfonso Torres de UNIPAZ y de la administradora de empresas Ives Amparo Prada.   Tiene dos hermanos mayores, Camilo y Mariana.

 

De signo zodiacal Leo, es un barranqueño de pura cepa y se siente muy feliz en su tierra.   Hizo su jardín preescolar en Pequeños Gigantes, la primaria la estudió en el colegio Los Andes, el sexto grado lo hizo en el José Prudencio Padilla CASD.

 

«El resto del bachillerato lo terminé en el ‘glorioso’ colegio Yariguíes», manifiesta Julián, evocando con nostalgia sus tiempos de estudiante.

 

Aunque se considera casero, dice «no está de más de vez en cuando salir a tomar unas cervezas con los amigos, o salir a bailar para despejar la mente de la rutina».

 

A Julián le gusta entrenar, salir hacer barras, subir a la montaña, jugar fútbol y cuando puede viajar y conocer el mundo.

 

 

LA ENTREVISTA

 

 

¿Cómo incursiona usted en el mundo de la actuación?

 

Julián Torres, orgullo barranqueño, nuestra joven promesa de la actuaciónYo estudiaba cine y televisión en la Universidad Jorge Tadeo Lozano en Bogotá cuando mis amigos de otros semestres de cine me empezaron a llamar para que actuara en sus proyectos y cortometrajes, siempre me seleccionaban por casting, fue por eso que decidí dejar de estudiar cine y cambiarme a la actuación.   Estudié un semestre de actuación pero no estuve muy satisfecho, a pesar de que lo pasé en limpio (sin perder ninguna materia).

 

 

¿Entonces qué pasó, qué se puso hacer?

 

Me devolví un semestre para Barranca y 6 meses después volví a Bogotá pero a estudiar Derecho en la Universidad Santo Tomas, pero mientras estudiaba para ser abogado me enteré que estaban haciendo un casting para una telenovela, no lo pensé mucho, además la convocatoria era muy cerca de mi universidad, fui de los primeros en llegar y cuando me llamaron a presentar el casting me paré con toda la confianza del mundo de la silla y entré a la oficina con el texto perfectamente aprendido.

 

 

¿Y cómo le fue en el casting?

 

Eran dos chicas y una de ellas se paró inmediatamente y dijo que «yo no tenía la similitud con el personaje que ellas requerían», la otra chica, Natalia, recuerdo su nombre. dijo que yo servía mucho más para el casting pero de otro personaje que estaban también buscando y me preguntó que si estaba interesado en hacer ese otro casting, yo les dije que sí y me dieron un nuevo guión, era mucho más corto por lo que me lo aprendí muy  rápido e inmediatamente salió el señor que había pasado después de mí, entre los dos lo ensayamos un par de veces, hice la audición y me preguntaron si estaba disponibles para las fechas de grabación, por supuesto que yo les dije si.

 

 

¿Qué obra fue esa?

 

La vendedora de rosas.  Ahí empezó todo.

 

 

La actuación es una profesión que por despertar popularidad y reconocimiento es muy apetecida como actividad laboral … ¿Qué consejo le da usted a quienes les gusta la actuación, especialmente aprendices?

 

Antes de andar pensando en la fama y en el reconocimiento me parece que uno debe tener bien claro que  la actuación es una profesión que requiere de mucha disciplina y responsabilidad,  sus bases están en el teatro.   Además pensar que si realmente hago algo es porque me gusta y realmente disfruto haciéndolo.   Pienso que debemos ir en contra de todo lo que quiere frustrar nuestros sueños y trabajar bien duro para ser el mejor, no solo en la actuación, si no en lo que nos propongamos.

 

 

Julián Torres, orgullo barranqueño, nuestra joven promesa de la actuación¿Cómo es su vida actualmente?

 

Mi vida ha dado muchas vueltas interesantes. Por el cambio de ciudad (de Barrancabermeja a Bogotá) me acostumbré a estar lejos de mis seres queridos, fue algo que moldeó mi carácter y me llevó a definir quién soy, como actor y como persona. La actuación me ha permitido ese aprendizaje y entendimiento de lo que me rodea y de mí mismo. Me ha permitido ser más minucioso con los detalles y escuchar a la gente, porque cada papel es la construcción de todos esos elementos que uno va aprendiendo.

 

 

¿Le ha cambiado su vida por ser actor?

 

Mi vida sigue siendo la misma, y me gustaría que continúe así, no quiero cambiar por ser actor sino por ser un ser humano en constante aprendizaje y crecimiento.

 

 

¿Cómo maneja la fama mediática?

 

Lo bueno de mi fama es que conozco a casi todos mis seguidores, ellos son mis amigos y siempre trato de mostrarles en mi Instagram las cosas que hago y los lugares en donde estoy.    Si  estoy  trabajando  me gusta mostrarles el set de grabación y fotos de los actores y actrices con los que me toca trabajar, algunos de ellos si famosos.

 

 

¿Qué es lo más difícil de ser actor?

 

Lo más difícil de ser actor es matar todos los egos y todas esas cosas que no le sirven a nuestro cuerpo ni a nuestros personajes, olvidarse del mundo exterior y realmente ser consciente de que el verdadero arte es el del realismo, como diría mi maestro Mario Jurado, «creerse el cuento».

 

Le puede interesar:  Hansel Atencia, orgullo barranqueño, estará en la selección Colombia de Básquetbol

 

 ¿Cómo le gustaría que fuera nuestra televisión colombiana?

 

Pienso que la televisión colombiana debería explorar otros campos que muy poco se han tocado, por ejemplo la ciencia ficción o el terror, me parece que en Colombia somos muchos los que nos gustan las cosas distintas y alternativas.

 

La televisión moldea la realidad de muchos colombianos que basan su estilo de vida con base en lo que se proyecta en ella, por eso considero que la televisión puede jugar un papel reconciliador en una sociedad que ha vivido durante más de 50 años en violencia, por ejemplo que la televisión nos enseñe  a ser más humanos y más proclives a la diversidad.

 

 

¿Qué planes tiene para el inmediato futuro en el campo de la actuación?

 

Julián Torres, orgullo barranqueño, nuestra joven promesa de la actuaciónLo primero es terminar mis estudios, aunque a veces es tentador dejar de estudiar por la ambición y por empezar a ganar más dinero y trabajar el 100% del tiempo, creo que lo principal aquí es seguir adquiriendo conocimientos y practicando para mejorar las técnicas de actuación. Sin embargo mi meta en la vida es ser actor de cine.

 

 

¿Le gusta Barrancabermeja?

 

Muchísimo. Imagínese, es mi tierra a ella le debo todo.

 

 

Y que es lo que más le gusta de Barrancabermeja?

 

Además de los atardeceres que son maravillosos, me gustan las frutas como los mangos y las guamas que producen esas hermosas tierras.   También las empanadas que no podemos dejarlas a un lado.   Pero lo que más me gusta es que la gente es trabajadora y sencilla y que en Barranca todos nos conocemos, o bueno casi todos.

 

 

¿Qué siente por Barrancabermeja?

 

Amor y agradecimiento por ser la ciudad en la que nací, crecí y aprendí la mayoría de cosas que sé en esta vida, espero algún día poder hacer algo para ayudar al crecimiento de mi ciudad.

 

 

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

JULIÁN TORRES PRADA, actor de televisión, entrevista para BARRANCABERMEJA VIRTUAL concedida el 20 de julio de 2017.  Copyright ©

Comments

comments

Artículo anteriorLa Junta Protectora de Animales invita a la adopción de animales
Artículo siguienteAlianza enfrenta hoy lunes 24 en B/bermeja al Junior de Barranquilla