José Arístides Andrade acepta entrevista para Barrancabermeja Virtual

José Arístides Andrade acepta entrevista para Barrancabermeja VirtualJosé Arístides Andrade es un dirigente político nacido en Barrancabermeja, quien le prestó sus servicios a nuestra ciudad y a la región durante más de 30 años, en una larga carrera política que arranca desde el Concejo Municipal de Barrancabermeja hasta el Congreso como Senador de la República.

 

Nació el 6 de febrero de 1948, es decir, hoy tiene 70 años.

 

Estudió la primaria en la Escuela Gustavo Rojas Pinilla (edificio ubicado en el barrio El Recreo en donde hoy funciona el Colegio INTECOBA).   Sus estudios de bachillerato los adelantó en el Colegio San José, pero terminó su secundaria en el Colegio Diego Hernández de Gallegos, donde obtuvo el título de bachiller, junto a varios personajes hoy muy conocidos en nuestra ciudad, como Monseñor José Figueroa, Obispo de Granada (Meta) y el ex alcalde de Barrancabermeja, Mario Evan Neme.

 

Se traslada a la ciudad de Bucaramanga y estudia en la Universidad Industrial de Santander UIS obteniendo el título de Ingeniero Civil.  De regreso a Barrancabermeja se vincula con la empresa ACUASUR  ocupando el cargo de gerente local.

 

Posteriormente, organiza su propia empresa contratista y por varios años le presta sus servicios profesionales a la ciudad, hasta que, en el año de 1977, al lado del abogado Horacio Serpa Uribe, decide fundar el movimiento FILA, Frente de Izquierda Liberal Auténtico.

 

En 1978, José Arístides Andrade es elegido por primera vez concejal del Municipio de Barrancabermeja hasta 1980 cuando logra la votación para ser Diputado a la Asamblea de Santander.

 

En 1986 es elegido Representante a la Cámara permaneciendo allí durante 12 años hasta 1998.  Posteriormente es elegido Senador de la República, dignidad que ostentó hasta el año 2002.

 

Al ingeniero José Arístides Andrade siempre se le ha reconocido el haber impulsado proyectos de ley que terminaron beneficiando, especialmente, a pensionados y adultos mayores, a los que les logró autorizar el pago de mesadas adicionales que vinieron a mitigar, en parte, el desconocimiento a que siempre han estado sometidos estos servidores de la nación.

 

También se le reconoce, dentro de su labor como Congresista, el haber conseguido una partida millonaria (año 1991) para el acueducto de Barrancabermeja por valor —en esa época— de $ 2.500 millones.     Proyectos de Ley como la 11 de 1987, la 13 de 1991   o la 238 de 1995,  forman parte del conjunto de realizaciones que como Congresista impulsó y apoyó durante su carrera legislativa.

 

Casado con doña Azucena González, (pensionada del Magisterio), tuvieron 2 hijos: DayroClaudia Patricia.

 

 

Una vida tranquila perturbada por un delincuente y una fiscalía corrupta

 

Cuando José Arístides Andrade pensaba que iba a disfrutar de una vejez tranquila y sin sobre saltos, el ex congresista  fue vinculado a una investigación penal con fundamento en una versión del ex guerrillero Mario Jaimes Mejía, alias ‘El Panadero’, un avezado criminal que se había vinculado a las Autodefensas y estaba dedicado a cometer extorsiones a nombre de esa organización.

 

El ex congresista José Arístides Andrade, quien fue vinculado con el asesinato del ex secretario de Obras Públicas del Municipio de Barrancabermeja, David Núñez Cala ocurrido en 1991, en el lugar conocido como ‘Paso Nivel’ en Barrancabermeja, tuvo que demostrar —durante 10 largos años ante la justicia en Colombia— su inocencia de esa acusación

 

Las autoridades adjudicaron el atentado al frente 24 de las FARC y señalaron que, supuestamente, había sido producto de “aspiraciones políticas de la víctima a la alcaldía del municipio”.     La versión surgió del testimonio que entregó Mario Jaimes Mejía, alias ‘El Panadero’, quien atribuyó el crimen a órdenes impartidas por parte del ex congresista, en complicidad con el defensor de derechos humanos, David Ravelo Crespo.

 

Así las cosas, tras un proceso lleno de irregularidades por parte de la Fiscalía, Aristides Andrade y su familia sintieron lastimada su honra y tuvo que —desde la clandestinidad y por falta de garantías— asumir su defensa en medio de muchas dificultades.   Dice Andrade que piensa escribir un libro en donde plasmará todas las injusticias que se cometieron en su caso y las experiencias por las que tuvo que pasar para defender su honra.

 

 

La entrevista

 

¿Cómo termina usted implicado en este proceso judicial?

Este señalamiento es lo más absurdo que ha podido ocurrirme porque no tiene ningún fundamento. El ingeniero David era una de las personas de mayor confianza de parte mía. Yo termino involucrado en este proceso judicial por la torpeza y la negligencia de quién en la Justicia asumió el rol de recibir este expediente, porque al fin y al cabo los delincuentes como ‘El Panadero’ y sus compinches son unos criminales para los cuales decir una mentira es un juego de niños.

 

 

¿En qué parte de la administración de Justicia comienza la distorsión de su caso?

 

La Fiscalía apoyó este proceso y 2 años después de haber tenido yo que salir desplazado como consecuencia de la gestión del fiscal que implementó la acusación, un funcionario judicial que, como luego vino a descubrirse fue denunciado por el periodista Daniel Coronell, era un fiscal que no podía ser fiscal.

 

El fiscal que atendió mi caso es un violador de derechos humanos, ex oficial de la Policía que había desaparecido a un muchacho en la ciudad de Armenia, por lo cual la Procuraduría lo había sancionado con destitución e inhabilidad de por vida.  Adicionalmente, ese fiscal había sido condenado a un año de cárcel por la justicia penal militar por el delito de detención arbitraria de ese mismo muchacho.

 

Además, la investigación en mi contra estuvo llena de vicios, la organizó con un auxiliar del cuerpo técnico investigaciones de la fiscalía que resultó ser un ex oficial de la Armada que había sido destituido por malos manejos en el fondo rotatorio. En fin, las personas que me acusaron son muy cuestionables.

 

Tenemos que recordar que Mario Jaimes Mejía puso a dos de sus compañeros de crímenes a testificar situaciones falsas en mi contra.   En el transcurso del proceso se descubrió que el señor fiscal William Pacheco Granados coordinaba la acción entre los diferentes bandidos para ponerse de acuerdo en lo que iban a decir.

 

Una vez descubierto por la investigación, que se adelantó por cuenta de mi hija Claudia a través de investigadores privados, descubrimos que este fiscal fue retirado de la Fiscalía y en ese momento es cuando empieza a caerse el proceso judicial en mi contra, porque los bandidos quedaron de inmediato sin un «coordinador» y entonces cuando van a juicio a declarar salieron a flote todos los errores y las inconsistencias de sus testimonios.

 

 

Usted habla de que ‘El Panadero’ fue una «herramienta» de un montaje para perjudicarlo.  ¿De quién habla?

 

Después de muchas investigaciones hemos podido obtener algunas informaciones que dicen que por este montaje se habían pagado $ 700 millones de pesos en Barrancabermeja y al parecer quisieron hacer ‘moñona’ vinculando al defensor de derechos humanos, David Ravelo Crespo, con el mismo montaje, declaración que resultó siempre absurda porque David Ravelo y yo siempre fuimos contradictores políticos y nunca tuvimos tiempo ni oportunidad para congeniar, mucho menos para planear un crimen.

 

 

¿Pero, por qué razón había gente interesada en hacerle daño a usted? … no entiendo.

 

Todo apunta a qué había una serie de personas a las que no les interesaba que yo estuviera en el ámbito político de la ciudad y  —particularmente—  que no asesorara a mi hija Claudia, quien desde el Concejo Municipal de Barrancabermeja había sido una piedra en el zapato para muchas iniciativas —que con un gran tufillo corrupto—  se cocinaban en la administración municipal en esa época.

 

 

Pero, francamente, al comienzo mucha gente le creyó al ‘Panadero’…

 

Si claro, fue un señalamiento que hicieron 20 años después del crimen, cuando hay una nueva generación de gente joven que no conoció el contexto de lo que se vivía en esa época y además en la ciudad los acontecimientos políticos eran totalmente diferentes.    La verdad, la generación de aquella época, cuando sucedió el crimen, me conocía perfectamente y sabían que la acusación de ‘El Panadero’ era totalmente falsa.

 

 

¿Cómo fueron, en los tiempos del FILA, sus relaciones personales y políticas con el doctor David Núñez Cala?

 

Mis relaciones con David Núñez fueron supremamente cordiales y de gran familiaridad, pues él se constituyó en un hombre de mi plena confianza, no solo como cuadro político ‘andradista’, sino como amigo personal mío y de mi familia.    Él había sido, durante largo tiempo, el director del (ITTB) Instituto de Tránsito y Transportes de Barrancabermeja y posteriormente Secretario de Obras Públicas en la administración del ex alcalde, Jorge Gómez Villamizar, cargos que para ser ocupados debían ser de la más absoluta idoneidad y confianza.

 

 

¿Antes que alias ‘El Panadero’ lo vinculara a usted con el crimen del doctor Núñez qué rumbo venían tomando las investigaciones?

 

Nunca supe qué rumbo tenían las investigaciones relacionadas con el crimen de David Núñez porque en esa época las investigaciones eran reservadas por parte del poder judicial y  —contrario a lo que sucede hoy—   en esa época los procesos penales no se ventilaban en los medios de comunicación.

 

 

¿Frente a una equivocación tan grande por parte de la Justicia, me imagino que usted va a demandar al Estado por daños y perjuicios?

 

Si señor… Voy a demandar al Estado por daños y perjuicios, porque yo nunca utilicé la política para enriquecerme, ni hacer nepotismo a favor de mis hijos en los altos cargos del Estado.    Mi más grande patrimonio era el reconocimiento de hombre honorable que me hacía la comunidad y ese patrimonio lo volvió trizas la justicia corrupta que nos rige.

 

Más que el reconocimiento económico que pueda obtener, me interesa que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos conozca y se pronuncie sobre los exabruptos jurídicos cometidos en este caso por parte de la Corte Suprema de Justicia y de manera particular por el Magistrado (hoy litigante) Alfredo Gómez Quintero.

 

Y eso sin contar —por aparte—  la persecución infame a que fue sometida mi familia.

 

 

¿Cómo fue esa persecución a la que fue sometida su familia?

Mis hijos y mi señora fueron hostigados, prácticamente encerrados.   En la puerta de mi apartamento pusieron un agente de la Fiscalía y llegaron hasta el extremo de que todo el que cruzará la puerta tenía que identificarse, incluso si vivían en la vivienda, mientras se dejaban requisar. De igual manera, fueron allanadas las casas de mi cuñada y una sobrina política, y también interrogaron a 2 niños de 3 años, fue una persecución realmente infame que había sido ordenada desde la Corte Suprema por el magistrado Alfredo Gómez Quintero.

 

 

Algunos familiares del doctor Núñez no quedaron satisfechos con el fallo de la Corte Suprema de Justicia, (principalmente un hermano y la hija) …  ¿Qué puede decir usted sobre el particular?

 

En mi caso se desarrolló un proceso jurídico que duró 10 años, plagado de falsos testimonios, fraudes procesales y todo tipo de violaciones al debido proceso, donde quedo claro que los que me incriminaron desarrollaron ‘el guion de un libretista con intereses políticos y de mala fe’.      Luego es bastante sospechoso que ellos no estén satisfechos porque no me condenaron, habiéndose demostrado mi inocencia; pues los «testigos estrellas» como alias ‘El Panadero’ y sus compinches, no fueron capaces de sostener la mentira consignada en el libreto.

 

No hay peor ciego que el que no quiere ver ni peor sordo que el que no quiere oír.  Este proceso arbitrario, producto de un montaje judicial presenta los siguientes resultados, entre otros:

 

PRIMERO:   Sentencia Absolutoria emitida por la Corte Suprema de Justicia a favor de José Arístides Andrade SP 1316-2018 del día 25 de Abril de 2018.  Aprobada por los 9 magistrados de la sala penal.

 

SEGUNDO: Mario Jaimes Mejía (‘El Panadero’) principal testigo de cargo, acusado por delitos de falso testimonio y fraude procesal por el caso de  Arístides Andrade, y actualmente respondiendo en juicio ante el juzgado 9 penal de Bucaramanga.

 

TERCERO: Mario Jaimes Mejía, alias ‘El Panadero’, expulsado de Justicia y Paz por mentir a la justicia en el caso de la periodista Jineth Bedoya.

 

CUARTO: Fremio Sánchez Carreño (compadre de ‘El Panadero’) actualmente en audiencia preparatoria de juicio por los delitos de Falso testimonio y Fraude procesal por el caso de José Arístides Andrade.   Acción que se adelanta ante el Juzgado 5 penal de Bogotá.

 

QUINTO:   William Gildardo Pacheco Granados, Ex Fiscal 22 Antiterrorismo quien adelantó la supuesta investigación con base en los señalamientos de ‘El Panadero’, fue despedido de la Fiscalía por estar inhabilitado de por vida por la Procuraduría General de la Nación, debido a su participación como Oficial de la Policía en la desaparición forzada del ciudadano Guillermo Hurtado Parra en la ciudad de Armenia.   Actualmente enfrenta proceso penal por el delito de ‘desaparición forzada’, delito de lesa humanidad.

 

SEXTO:  Jairo Salazar Medina, investigador del CTI, ex oficial de la Armada Nacional quien supuestamente participó en la coordinación de ‘El Panadero’ con sus compinches; se descubrió que —como oficial de la Armada— fue destituido por malos manejos del Fondo Rotatorio de esa entidad.    Señalado por la Comisión Intereclecial de Justicia y Paz, de, supuestamente, haber participado en el complot que produjo el asesinato del sindicalista de la USO Manuel Gustavo Chacón.

 

SÉPTIMO:  Dayro Arrieta Bandera alias Chicharrón (testigo de ‘El Panadero’) en declaración del 17 de Mayo  ante  la Corte Suprema manifestó que los sicarios qua asesinaron al ingeniero Núñez, no fueron los que dijo ‘El Panadero’ y además que la supuesta reunión  no fue en un restaurante sino en un bailadero.

 

OCTAVO: Fernando Barbudo Chávez (testigo de ‘El Panadero’), declaró en la Corte Suprema que había sido amenazado por Fremio Sánchez Carreño (compadre de ‘El Panadero’) en el Patio # 7 de La Picota para que declarara según se le enseño del libreto y que además, para la época del homicidio del ingeniero Núñez, solo tenía 11 años de edad y no formaba parte de ningún grupo armado.

 

NOVENO:   Wilder Yoelkin Parejo García, alias ‘Chespirito’, recluido en el Patio # 7 de La Picota junto a Fremio Sánchez dejó constancia escrita dirigida a la Defensoría del Pueblo en Mayo 16 de 2011, que había transcrito en una libreta lo que —telefónicamente— le dictaba un señor alias ‘El Panadero’, para que instruyera a Fremio Sánchez sobre lo que debía decir contra Arístides Andrade y David Ravelo.  Este documento en su formato original fue conocido por la Corte Suprema de Justicia.

 

Concluye la Corte Suprema de Justicia en su numeral 10.1.4:   “Lo que inicialmente parecía una imputación seria que comprometía al acusado en el homicidio de Núñez Cala, fue desvaneciéndose al establecerse que probablemente fue ideada por el panadero para obtener beneficios económicos quien presuntamente acudió a excompañeros suyos para urdir la acusación contra Andrade, políticos o personas adineradas previamente seleccionadas por él, en caso de que sus pretensiones no fueran satisfechas”.

 

 

¿Desde su óptica de ex senador de la República cree que en Colombia se necesita una reforma a la justicia?

 

Si, por supuesto,  se necesita una reforma profunda a la justicia colombiana para poderla ‘relegitimar’, pues la imagen negativa de 80% que le asigna hoy el pueblo colombiano la deja sin ninguna credibilidad, lo cual no le permite ser la garante de la paz y convivencia entre  los colombianos

 

 

¿Qué opina de la polarización política que se vive actualmente en Colombia entre la izquierda y  la derecha?

 

No creo que haya una polarización en entre derecha e Izquierda propiamente dicha.  Yo diría que se presentó un factor de discordia sobre la forma como debería adelantarse el Proceso de Paz con la guerrilla y en esa discordia han tratado de pescar en rio revuelto las extremas del país.

 

El ex congresista José Aristides Andrade al lado de su hija Claudia, quien durante todo el proceso judicial que vivió su padre fue una ayuda fundamental y básica en la búsqueda de pruebas que terminaron demostrando ante los tribunales la inocencia del reconocido político barranqueño.

 

 

Este artículo también lo puede leer en BVirtual “la nueva forma de escuchar radio” – para instalar la aplicación:  Para Androide – dar click aquí  Para Iphone – dar click aquí

 

 

Le puede interesar: Presidente Duque se compromete a gestionar ‘Modernización de la Refinería’

 

Le puede interesar: Se mantiene en menos del 1% la prevalencia de infección por VIH en población de 15 a 49 años

 

Le puede interesar también: Renuncia director ejecutivo de Cormagdalena, Alfredo Varela De la Rosa.

 

Le puede interesar también: UNIPAZ ofrecerá Ingeniería en seguridad y salud en el trabajo en modalidad profesional a partir del 2019

 

Le puede interesar también: ¡Ser afiliado es convertirse en nuestro cliente preferencial! – Cámara de Comercio.

 

Le puede interesar también: “La USO —históricamente— ha luchado por los trabajadores tercerizados”: Edwin Palma

 

Le puede interesar también: Barrancabermeja, en el ojo del huracán por el fracking

 

Le puede interesar tambiénEnfrentamiento entre Ecopetrol y la USO por el derecho a la huelga

 

 

Para leer más noticias de Barrancabermeja y el Magdalena Medio pueden dar click aquí

Comments

comments

Instale la aplicación