Renunció el Fiscal, William Pacheco, el mismo que acusó a David Ravelo y José Arístides Andrade.

William Gildardo Pacheco Granados, el Fiscal 22 que ejercía en la Unidad Antiterrorismo, destituido por la Procuraduría General de la Nación en 1993 por su responsabilidad en la desaparición forzada de Guillermo Hurtado en la ciudad de Armenia, (cuando se desempeñaba como teniente de la Policía Nacional), presentó su carta de renuncia ante el Fiscal General de la Nación, Luís Eduardo Montealegre, quien le aceptó su dimisión de manera inmediata. 

 

 

William Pacheco es el controvertido Fiscal que acusó a David Ravelo y José Aristides Andrade de ser los autores intelectuales del crimen del ex secretario de Obras Públicas de Barrancabermeja, David Núñez Cala ocurrido en 1991.

  

«La Procuraduría General de la Nación certifica que una vez consultado el sistema de información de registro de sanciones e inhabilidades, el señor William Gildardo Pacheco Granados, identificado con cédula 79.125.842 registra inhabilidad especial».

 

El periodista Daniel Coronell, en su columna de la revista Semana titulada «Transformer», había revelado como la Corte Suprema de Justicia pidió investigarlo porque al parecer favoreció a paramilitares. «La Fiscalía 22 no ha actuado con la debida diligencia, incumpliendo sus deberes en la instrucción de los hechos delictivos que se derivan de la documentación incautada el 28 de julio de 2006 (…) se compulsan copias para que se investigue disciplinariamente al funcionario correspondiente», afirmó Coronell.

 

Los procesos que manejaba Pacheco, pasarán a ser investigados por otro fiscal, en la Unidad de Falsos Testigos, como es el patético caso de David Ravelo Crespo, un defensor de derechos humanos que fue enviado a la cárcel por Pacheco, según él, en retaliación a la denuncia contra el ex presidente Uribe.

 

Según se ha podido establecer, el Fiscal William Gildardo Pacheco que logró posesionarse con un certificado de carencia de antecedentes, renunció antes de que terminara su investigación que desencadenaría su destitución.

 

Varias organizaciones sociales, incluído el Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo han destacado que a la luz del artículo 79, Decreto 261 de 2000, «ninguna personas que haya sido destituida de algún cargo público, podrá ejercer como fiscal ni desempeñar cargo en la Fiscalía General».

 

Además de este señalamiento, al Fiscal Pacheco Granados se le atribuyen algunas irregularidades en el trámite del juicio que se adelanta contra el defensor de los derechos humanos, David Ravelo Crespo, acusado del crimen del ex candidato a la Alcaldía de Barrancabermeja David Núñez Cala en abril de 1991.

 

«Nosotros hemos denunciado a este fiscal precisamente por un montaje contra David Ravelo Crespo (…) a quien este fiscal le hizo acusación por presunto homicidio, presentando a unos paramilitares que justamente Ravelo Crespo había denunciado», dijo Alirio Uribe, abogado del defensor de Derechos Humanos.

 

El representante a la Cámara, Iván Cepeda, quien también ha hecho cuestionamientos al desempeño de William Gildardo Pacheco Granados como fiscal, habló de «falta de rigor a la hora de evaluar los antecedentes de los funcionarios» … esa situación no es solo incomprensible sino desde todo punto de vista inadmisible, los procesos de selección de quienes tienen la delicada y alta función de realizar la investigación en Colombia no pueden estar en manos de personas que y hayan delinquido eso se cae de su peso», precisó Cepeda.

 

Antes de renunciar William Pacheco terminó ejerciendo como fiscal de Medio Ambiente en los juzgados de Paloquemao en Bogotá. Gildardo Pachecho había ingresado cuando Luis Camilo Osorio era el Fiscal General.

 

 

 

 

 

Comments

comments

Instale la aplicación