Inicio Datos Curiosos Historia Manuel Gustavo Chacón, (1953 / 1988): ‘Poeta, loco, apasionado y líder sindical’.

Manuel Gustavo Chacón, (1953 / 1988): ‘Poeta, loco, apasionado y líder sindical’.

chacon(Perfiles históricos / Colección Barrancabermeja 90 años).

Entre los años 1978 a 1988 nos acompañó el inolvidable y carismático, Manuel Gustavo Chacón Sarmiento, un dirigente sindical de la USO quien a diferencia de sus demás compañeros en el sindicato, no solo se hizo conocido al interior de la refinería sino también muy popular en los sectores deprimidos de la ciudad por cuenta de los paros cívicos que dirigía por el derecho a la vida o por mejores servicios públicos que se desarrollaban por aquellos años en la ciudad. El 15 de enero de 1988, (cuando Chacón tenía 34 años), pasó lo que ya muchos sospechaban iba a ocurrir: 36 balas le cegaron su vida en pleno sector comercial de la ciudad, lo que originó una protesta de 4 días continuos sin precedentes en la historia de Barrancabermeja.

Manuel Gustavo Chacón Sarmiento nació en Charalá (Santander) el 24 de marzo de 1953.

Hijo de don Gustavo Chacón Lozada (fallecido) y doña Teresa Sarmiento (también fallecida). Tuvo 8 hermanos (Luz Clemencia, Libia Patricia, María del Pilar, Ariel Enrique, Jorge Alirio y Julia Guisela). Fue artesano, poeta, juglar y aprendiz de torero.

En 1978, a la edad de 25 años, llega a nuestra ciudad a estudiar metalistería en el SENA, luego se emplea en ECOPETROL (con el ficho 2-0491), rápidamente se vincula a las luchas populares de la época y toma como suyas todas las reclamaciones tanto laborales al interior de la empresa como las sociales de cara a la comunidad, llegando a ser muy conocido en los sectores populares en atención a que dirigía los paros cívicos que por el derecho a la vida o por mejores servicios públicos se llevaban a cabo por aquellos años en Barrancabermeja.

En medio de las protestas desarrolló la virtud por la que hoy se le conoce, no solo en Barrancabermeja sino en todo el país, pero quizás también la razón por la que aún hoy, 20 años después de su muerte lo estigmatizan y rotulan como el de dirigente social preocupado por los derechos de las comunidades y por organizar a los sectores sociales excluidos.

«El loco Chacón», como lo llamaban cariñosamente, nunca fue militante ni mucho menos jefe de grupo guerrillero alguno, nunca tuvo militancia en grupo ilegal, ningún juez o fiscal lo requirió, lo detuvo o lo sentenció, ni murió en ningún combate. Fue asesinado en pleno centro de la capital petrolera, después de cobrar el pago de obrero de ECOPETROL y cuando se disponía a llevarlo a quizás lo único que lo hacia dudar de su militancia sindical y social, su familia (esposa y tres hijos).

Manuel Gustavo tuvo tres grandes pasiones: la vida con dignidad, su familia y su sindicato.

A las 10: 45 de la mañana del 15 de enero de 1988 a los 34 años de edad, portando sólo su más preciada arma, la flauta dulce con la que acompañaba las movilizaciones en Barrancabermeja, 36 balas le cegaron su vida en hechos que se desarrollaron en pleno sector comercial de la ciudad.

Su crimen está en la impunidad, pues solo fue sentenciada la persona que manejaba la camioneta donde se desplazaban los sicarios que le segaron la vida.

Incluso, después uno de los testigos de su muerte también fue asesinado.

Casado con Maria Elisa Uribe de cuya unión quedaron tres hijos.

Comments

comments

Artículo anterior‘Pool’ de abogados en Bogotá redacta queja disciplinaria contra alcalde y concejales de Barrancabermeja.
Artículo siguienteDuro golpe a Federación de Municipios por cuenta de una nueva Asociación de Ciudades Capitales (ACC).