Informes Especiales

Los 50 años de La Voz del Petróleo.

Ratio:  / 3
MaloBueno 

Por: Edgar Daniel Rodao.

 

La Voz del Petróleo es una emisora que funciona desde hace 50 años en la ciudad de Barrancabermeja, ubicada en el espectro electromagnético en amplitud modulada (AM) en el rango de frecuencia 1540 kHz,  construida  —en su primera etapa—  por don Guillermo Eduardo Blanco Quintero, un técnico electrónico que prestaba sus servicios a la empresa petrolera Andian National Corporation y quien en esa época residía en nuestra ciudad.

 

Guillermo Blanco, barranquillero de nacimiento, con apenas 30 años de edad, casado con doña María Amanda Botero (q.e.p.d.), con 4 hijos: Ricardo, Jairo, Francisco (Pacho) y Oscar, decide —por cuenta de sus conocimientos sobre electrónica— diseñar, montar y poner a funcionar una emisora en nuestra ciudad. 

 

Estando de descanso en Barrancabermeja, recuerda que escuchaba con atención como desde la ciudad de Pereira (capital del departamento de Risaralda), se emitía la señal de una emisora que se llamaba La Voz del Café y de repente se preguntó:  — ¿Por qué si Pereira tiene la Voz del CaféBarrancabermeja no cuenta con una emisora que se llame La Voz del Petróleo?

 

Entonces en 1966, se decidió a hacer el montaje de la radiodifusora y la bautizó como La Voz del Petróleo, sin llegar a pensar que muchos después esa emisora sería un símbolo emblemático de la radio en Barrancabermeja y el Magdalena Medio.

 

Cuando ya la emisora estuvo posicionada en el mercado local se la vendió al médico, Eduardo García Rueda quien fue el encargado de impulsarla hasta llegar a convertida en la emisora líder de los años 60 y 70 en la ciudad y la región.

 

 

¿Quién fue Eduardo García Rueda?

 

Eduardo García Rueda, conocido popularmente como 'Casimiro' y cuyo apodo hacía referencia al nombre que llevaba su radio periódico (Casimiro Comenta), fue un médico otorrino (especialista en oido, nariz y garganta), egresado de la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá.   Trabajó en la Botica de la Refinería de Barrancabermeja a comienzos de los años 60 y renunció de Ecopetrol para dedicarse a su profesión de manera independiente, actividad que combinó con el manejo de la emisora, que desde un principio estuvo direccionada a fortalecer su proyecto político que lideró durante 11 años, desde 1968 hasta su muerte en 1979

 

'Casimiro' tenia los componentes que necesita un político para ser exitoso: era sagaz,   calculador, apasionado, inteligente, pero sobretodo sencillo y buena gente, además tenía un extraordinario 'olfato político' y sabía que el pueblo estaba inconforme con la clase política de la época representada en el llamado Frente Nacional.   Por la anterior razón decide matricularse en la ANAPO  —que se oponía a todo el establishment—  y convertirse en el líder de ese partido político en Barrancabermeja y el Magdalena Medio santandereano.

 

Todo el accionar político de Eduardo García Rueda giró en torno a La Voz del Petróleo, emisora que en sus comienzos logró una amplísima audiencia en la región, ubicada en el 4o piso de un edificio en toda la esquina de la Avenida del Ferrocarril con Carrera 18 sector del barrio Torcoroma.

 

'Casimiro Comenta' fue el nombre con el que García Rueda bautizó su radio periódico y que se transmitía, de lunes a viernes, sobre las horas del mediodía.   Su eslogan fue contundente y  popular:   'Casimiro el personaje que no se mete con nadie, pero si lo buscan... lo encuentran'.   

 

'Casimiro' sabía manejar muy bien el 'lenguaje de la radio'.

 

Recuerdo de su radio periódico que en la presentación, un locutor (Álvaro Fonseca Cornejo) advertía a los oyentes de manera impactante:   "más de 15 reporteros recorren de día y de noche las calles de ciudad en busca de la noticia", una afirmación que generaba —en el imaginario colectivo—  la idea de una poderosa organización radial con reporteros que deambulaban tras la información noticiosa.

 

Desde un principio 'Casimiro' dio mucho que hablar, no solo entre la clase política local sino entre toda la ciudadanía barranqueña donde fue muy conocido en atención a la popularidad de la emisora que rápidamente llegó al corazón de la entonces pequeña comunidad porteña.

 

Eduardo García Rueda usó la emisora para fustigar duro a los dos partidos tradicionales (Liberal y Conservador) que manejaban el país en los tiempos del Frente Nacional

 

 

¿Qué era el Frente Nacional?

 

El Frente Nacional fue una coalición política y electoral entre liberales y conservadores vigente en Colombia entre 1958 y 1970 que consistió, básicamente, que entre los dos partidos tradicionales se repartieron en forma equitativa los ministerios y la burocracia en las tres ramas del poder público (ejecutivo, legislativo y judicial); con candidato presidencial elegido por acuerdo bipartidista; y la distribución igualitaria de las curules parlamentarias hasta 1968.

 

El principal objetivo del Frente Nacional fue la reorganización del país después del período presidencial del general Gustavo Rojas Pinilla quien había ocupado la Presidencia en Colombia (entre 13 de junio de 1953 al 10 de mayo de 1957), luego de un golpe de estado que buscó ponerle fin a un periodo conflictivo conocido como 'La Violencia' generada por la 'polarización bipartidista en Colombia de los años 50' luego de la muerte de Jorge Eliécer Gaitán y que dejó más de 300.000 compatriotas asesinados.

 

El mandato del general Rojas Pinilla se convirtió en una 'dictadura populista' y en un (3er) tercer partido capaz de desplazar a los dos tradicionales.

 

Frente Nacional cerró la brutal violencia de los años cincuenta del siglo pasado, pero cometió un error histórico grande, pues dejaron por fuera de la participación política a la izquierda y a otros sectores de gran representación popular, lo que generó, finalmente, que el general Rojas Pinilla se fortaleciera a través de la Alianza Nacional Popular —ANAPO— que llegó a tener una militancia tan numerosa y fue llamado 'el tercer partido'.

 

 

¿Por qué subió tanto la popularidad de Rojas Pinilla?

 

Porque su mandato —antes del Frente Nacional— se caracterizó por la realización de grandes obras de infraestructura, el inicio del proceso de 'despolitización' de la Policía, la traída del servicio de televisión al país y puso término a la primera etapa de la época conocida como 'La Violencia', al llegarse a una tregua con las guerrillas liberales y estableciendo un gobierno avalado por el Ejército y otros miembros de la sociedad colombiana.   Además su popularidad subió porque durante su mandato se le reconoció en 1954 el derecho al voto a las mujeres.    

 

Además,  Rojas Pinilla construyó el aeropuerto  El Dorado  en Bogotá  y  el Yariguíes de Barrancabermeja, el Hospital Militar Central de Bogotá,  los puentes de la calle 26, el Centro Administrativo Nacional (CAN)  y  el  Programa Social SENDAS (entrega de mercados y ropa, guarderías para niños pequeños, aguinaldos navideños para los más pobres, ayudas a madres y la construcción de casas de bienestar para los menos favorecidos).

 

 

¿Qué fue la ANAPO?

 

La ANAPO, partido político que fundó el general Gustavo Rojas Pinilla, se definió como un partido nacionalista, revolucionario y popular que buscaba la aplicación de un 'socialismo a la colombiana'

 

El médico, Eduardo García Rueda se vinculó con la ANAPO y desde la Voz del Petróleo se constituyó en el principal y más importante líder de ese partido político en la Barrancabermeja de finales de los años 60 y comienzos de los 70.

 

 

¿Quiénes fueron los rivales de 'Casimiro'?

 

En Barrancabermeja, por esa época, uno de los jefes del partido Liberal era el abogado, Álvaro Carvajal Vecino, egresado de la Universidad Libre de Bogotá, de quien se dice fue quien recomendó al entonces joven abogado, Horacio Serpa Uribe, ante el Gobernador de Santander, Alfonso Gómez Gómez, para que fuera alcalde del puerto petrolero entre 1968 a 1970.   

 

Por esa época tanto los gobernadores como los alcaldes eran nombrados por decreto  (no se escogían por elección popular) y como entonces el Presidente de la República era Carlos Lleras Restrepo (de filiación Liberal) los liberales gobernaron hasta 1970 por cuenta de lo pactado en el Frente Nacional.

 

'Casimiro' la tenía clara: si quería poder político a nivel local era necesario atacar al Partido Liberal, que en Barrancabermeja era mayoría frente al partido Conservador. El objetivo era 'el control' del Concejo Municipal.   Así las cosas, García Rueda ejercía su accionar político bajo dos estrategias que le funcionaron perfectamente: la medicina y la emisora.

 

Por un lado, aprovechando su condición de médico, García Rueda instaló en el piso 4 del edificio donde funcionaba La Voz del Petróleo  (frente a donde hoy está la clínica San Nicolás) un consultorio donde atendía, de manera gratuita, a campesinos y gentes de bajos recursos económicos.   Allí mismo tenía sobre su escritorio toda una gama de medicamentos junto con implementos  de primeros auxilios  (gasas, espadrapos, vendas, pomadas, merthiolate, agua oxigenada, crema antibiótica, un termómetro, un baja lenguas, guantes plásticos y una linterna).

 

Cada día llegaba más gente al consultorio, miles y miles de enfermos, especialmente campesinos que —en un gesto de gratitud— le llevaban bultos de yuca y plátano, aguacates, papayas, mangos, tamarindos, cocos y limones.

 

Mientras aumentaba el número de sus simpatizantes, desde los micrófonos de la Voz del Petróleo, diariamente, a través de su noticiero 'Casimiro Comenta' se fustigaba sin piedad, a la clase política local. 

 

Mientras tanto, liberales y conservadores solo tenían su radio de influencia en la sede de la Alcaldía en el palacio municipal.

 

Una de las estrategias mediáticas de García Rueda era llamar a locutores, que llegaron a formar parte de la nómina de su noticiero como Rafael Medina Corrales, Nicanor Forero Tarazona (Nifota) y Guillermo Zapata Vergara, quienes con sus potentes voces arreciaban en críticas contra los representantes del partido Liberal, Álvaro Carvajal Vecino, José Domingo Reyes Rivero, José Giordanelli Carrasquilla y Carlos Corena Sevilla, quienes eran entonces (por así decirlo) los 'dueños' del partido Liberal en Barrancabermeja. 

 

A comienzos de 1968, a 'Casimiro' se le ocurrió contratar los servicios de un locutor de origen paisa que llegó a nuestra ciudad buscando trabajo, era Humberto Saldarriaga Valencia, quien en poco tiempo se hizo muy popular por cuenta, no solo de su excelente voz sino también por los comentarios inteligentes, mordaces, sutiles y cáusticos con los que mortificaba a las autoridades y a la clase política local.

 

Carvajal Vecino, que era malicioso, empezó a sospechar que Saldarriaga Valencia debía estar escondido en Barranca, huyendo, por cuenta de 'algo malo en su pasado' y se propuso consultar con las autoridades pidiendo antecedentes. 

 

A los pocos días se supo que el popular locutor tenía vigente una orden de captura en Pasto (Nariño) por lo que procedieron rápidamente a privarlo de la libertad.  Cuando las autoridades lo arrestaron, Saldarriaga Valencia les pidió a los oficiales unos minutos para que lo dejaran ingresar a su apartamento a buscar ropa para llevar al penal, al poco tiempo, desde el interior, se oyó un disparo.  El locutor aprovechó que lo dejaron entrar solo a su habitación y de un disparo se mató.

 

El hecho fue aprovechado por los liberales para desacreditar a 'Casimiro', por lo que difundieron públicamente la noticia relacionada con la orden de captura, sin embargo, García Rueda, muy habilidoso, aprovechó que ese jueves 22 de agosto de 1968 había arribado a Colombia el Papa Paulo VI (un acontecimiento histórico porque era la primera vez que un Papa visitaba un país latinoamericano) y en medio de la visita papal, hizo circular por la emisora una versión totalmente diferente de los hechos. 

 

Ese día ‘Casimiro’ dijo a sus oyentes: "Saldarriaga, profundamente emocionado por el arribo a Colombia de su Santidad El Papa Paulo Sexto, se inmoló... paz en su tumba"

 

Tal era la credibilidad de 'Casimiro' que muchos oyentes aceptaron su interpretación de los hechos, especialmente los campesinos que cada día lo querían más.

 

 

Lo mejor para García Rueda estaba por llegar. 

 

Para el año 1970 estaban programadas las últimas elecciones presidenciales correspondientes al Frente Nacional y se iba a escoger el sucesor de Carlos Lleras Restrepo en la Presidencia de la República. 

 

En todo el país se sentía un rechazo a lo que representaba el Frente Nacional, que según sus críticos "fue un acuerdo excluyente, que solo tuvo en cuenta a liberales y conservadores", dejando por fuera a muchas organizaciones populares y particularmente a la izquierda colombiana que se quejaba de la discriminación política a que había sido sometida.

 

La ANAPO decidió escoger como candidato presidencial al general Gustavo Rojas Pinilla.  La popularidad de Rojas iba aumentando en todo el país y 'Casimiro' así lo advertía.

 

García Rueda decidió transformar a la Voz del Petróleo en una emisora dedicada, exclusivamente, a la población campesina, así las cosas la programación musical era solo de rancheras mexicanas, corridos campesinos y música guascarrilera,  cancionero típico de la cultura popular callejera.

 

Yo recuerdo que por esa época 'Casimiro' dejaba rodar por las ondas de la Voz del Petróleo, hasta 20 veces al día, un corrido guascarrillero que decía:

 

 

♪♪♪..."Viva Pinilla y no pensemos nada más… a la victoria lo tenemos que llevar... este el hombre que Colombia necesita... para acabar con la injusticia y la maldad”... ♪♪♪ 

 

 

La popularidad de la estación radial subía directamente proporcional con la de 'Casimiro'.  

 

En la esquina de la Avenida del Ferrocarril con Carrera 18 —donde estaba ubicada la emisora— se organizaban multitudinarias manifestaciones políticas que llegaron a contar más de 20.000 simpatizantes de la ANAPO.

 

Rápidamente la emisora logró calar entre la audiencia local frente a sus dos únicas competencias (Emisora Barrancabermeja y Radio Pipatón).   

 

Por la Voz del Petróleo se transmitía una programación variada entre quienes participaron dirigentes sindicales como Diego Montaña Cuellar  y  Eliécer Benavides, doña Carmen de Moncada y  su programa 'la Hora del Hogar',  programas estudiantiles dirigidos por  los  entonces  jóvenes  Aristóbulo QuirogaNicanor Forero Tarazona  y  hasta programas  Católicos que le  rendían  culto  a la Virgen María  a  cargo del sacerdote  Mario José Plata,  amigo personal de García Rueda.

 

 

Las inolvidables elecciones del 19 de abril.

 

En 1970 Rojas Pinilla se había transformado en una opción política con gran arraigo entre la población colombiana y se presentó a las elecciones presidenciales del 19 de abril de 1970, enfrentándose al candidato del Frente Nacional el conservador, Misael Pastrana Borrero.

 

En la noche del 19, y hasta las tres de la madrugada del 20 de abril, las emisoras aseguraban que el ganador había sido Rojas Pinilla, razón por la cual el ministro de Gobierno de la época, Carlos Augusto Noriega, prohibió que la radio siguiera informando sobre cifras electorales y se limitaran únicamente a revelar los boletines oficiales de la Registraduría.  

 

Por su parte, los comandos anapistas, desde las primeras horas de ese lunes, comenzaron a reclamar el triunfo con manifestaciones en Bogotá y en las más importantes ciudades del país.   Esto determinó que a las ocho de la noche del martes 21 de abril, el Presidente Carlos Lleras Restrepo se dirigiera al país por radio y televisión y enviara a todos a sus casas, a partir de las ocho de la noche al determinar un ‘toque de queda’ en todo el territorio nacional.

 

Sea lo que haya sido, el domingo 19 de abril el general Gustavo Rojas Pinilla se acostó siendo Presidente y el lunes despertó habiendo sido derrotado.

 

Esas elecciones resultaron bastante reñidas y el resultado oficial fue de  1.625.025 votos por Pastrana1.561.468  votos por Rojas Pinilla.   De esta manera la Corte Electoral  proclamó  a  Pastrana  como  presidente  para  el  periodo  1970-1974.

 

Rojas Pinilla y sus partidarios siempre calificaron de 'fraudulenta' esa elección  e incluso, algunos medios periodísticos e historiadores han señalado 'dudosa' la veracidad de esos resultados.

 

Sin embargo, en Barrancabermeja fue tal el respaldo que el pueblo le brindó a la ANAPO, que en esa oportunidad  —por primera y única vez en la historia de la ciudad— un partido político en el Concejo Municipal logró una mayoría de 10 concejales de un concejo de 12 curules.   Aquí es importante aclarar que la integración 'impar' de los concejos municipales en Colombia comenzó a regir a partir de la Ley 15 de 1988, su finalidad es procurar las decisiones sin empate y alcanzar así una buena gestión municipal.   Para 1970 el Concejo de Barrancabermeja estaba conformado por 12 integrantes.

 

La ANAPO sacó 2 listas.  Una encabezada por Luís Torres Almeida (que aspiró simultáneamente al Senado y al Concejo) que sacó 11.140 votos arrasando con la votación local y puso 8 concejales.  Después le siguió otra lista de la ANAPO encabezada  por  Arturo Álvarez que logró  2473 votos y puso 2 concejales.   Finalmente  el  partido Liberal  (que en esas elecciones apoyó al candidato conservador Misael Pastrana por los acuerdos del Frente Nacional)  con cabeza de lista de Helí Salgado Vásquez quien sacó 1815 votos y puso 2 concejales para un total de 12 concejales.

 

En esas elecciones también participaron los candidatos presidenciales, Belisario Betancur y Evaristo Sourdís.  Como dato curioso se lanzó al Concejo de Barrancabermeja don Ulpiano Díaz Ardila apoyando a la presidencia a Evaristo Sourdís, pero —como se dice popularmente— 'se quemó', su votación no le alcanzó para llegar al concejo.

 

El alcalde de Barrancabermeja en esa época era Horacio Serpa Uribe, quien le tocó —como primera autoridad en el municipio— aceptar y registrar los resultados electorales y de paso renunciar a la Alcaldía.

 

Con esa extraordinaria votación de la ANAPO, Eduardo García Rueda logró llegar a la Cámara de Representantes,  pero quedó en la 'oposición', porque a nivel nacional (como ya se dijo)  ganó la Presidencia el conservador Misael Pastrana Borrero, repito, en unas elecciones muy controvertidas.

 

Yo recuerdo en esa época, dentro del equipo de colaboradores de la ANAPO en Barrancabermeja a ciudadanos como Pedro Rivera Reina (sastre de profesión), César Guzmán (comerciante), la doctora Flor Mejía de Benedetti (bacterióloga), Gladys Tarazona de Suárez (educadora), Julio Muñoz (contador público), Carlos Parra González (comerciante), Enrique Fuentes Serrano (periodista), doña María Teresa Chávez Obeso (periodista y locutora).  Por supuesto faltan muchos nombres.

 

Esos resultados electorales del año 70 en Barrancabermeja, desplazaron al partido Liberal del control del Concejo, la Personería, la Contraloría y la Tesorería (que también por esa época controlaba el Concejo).  Recuerdo, particularmente, que doña Gladys Tarazona de Suárez fue elegida Contralora Municipal de Barrancabermeja. 

 

Sin embargo, la moral de los 'anapistas' quedó por el suelo una vez confirmados los resultados electorales que le dieron la victoria a Misael Pastrana a nivel nacional.  Esa situación generó que 'Casimiro' difundiera, a través de la Voz del Petróleo, permanentes mensajes de desobediencia civil y no acatamiento a las órdenes de las autoridades, lo que a su vez desencadenó que el gobierno lo tuviera 'entre ceja y ceja' por subvertir el orden público.

 

El sistema político colombiano en esa época era injusto, porque a pesar de la abrumadora votación que tuvo la ANAPO en la ciudad,  la Alcaldía de Barrancabermeja  —por decreto— le pertenecía al Partido Conservador (por los acuerdos del Frente Nacional) y le fue asignada al doctor Luís Pinilla Pinilla (quien se vio obligado, por la actitud rebelde asumida por García Rueda) a informarle al gobierno nacional sobre lo que estaba sucediendo, quien a su vez se encargó de cerrar temporalmente la emisora y le impuso una cuantiosa multa por 'atentar contra el orden público'.

 

Recuerdo que 'Casimiro' —quien con habilidad sabía 'leer' cada acontecimiento político—  a pesar de tener el dinero para pagar la sanción, consideró que era mejor que cada habitante de Barrancabermeja aportara (1) un peso de contribución al pago de la multa y lo depositara en una 'urna'  que instaló en toda la entrada de la emisora.   Fue un acto espectacular porque la gente acudió en masa a 'salvar la emisora' y el mismo pueblo pagó la multa. 

 

Desde ese momento la Voz del Petróleo fue bautizada como 'La Voz de los que no tienen voz'.

 

 

Cuando llega 1974 la situación para 'Casimiro' ya no era igual. 

 

El general Rojas Pinilla se encontraba bastante enfermo y la ANAPO decide escoger a María Eugenia Rojas de Moreno Díaz (hija Rojas) como candidata a la Presidencia, pero, al enfrentar al candidato Liberal, Alfonso López Michelsen y al conservador Álvaro Gómez Hurtado pierde las elecciones en Colombia ocupando el tercer lugar en las votaciones.   En Barrancabermeja pierden las mayorías en el Concejo y vuelven los liberales a la Alcaldía.  Este nuevo hecho político genera dificultades a García Rueda en su accionar político.

 

Rojas Pinilla muere de un infarto cardíaco en su finca de Melgar (Tolima) el 17 de enero de 1975 y la ANAPO prácticamente desaparece del escenario nacional debido, principalmente, a que gran parte de sus líderes decidieron fundar el M-19.

 

Todos los anapistas quedaron insatisfechos con lo ocurrido en las elecciones de 1970, pero dentro de los anapistas existían grupos de izquierda y agrupaciones de estudiantes con ideas no compartidas por Rojas Pinilla, de los cuales surgió luego el movimiento guerrillero M-19 (Movimiento 19 de Abril) quienes consideraron agotadas las vías electorales y optaron por la vía armada declarándose "el brazo armado del pueblo anapista"

 

Como represalia por esas elecciones nació el Movimiento 19 de abril (M-19), al cual pertenecieron el médico santandereano, Carlos Toleda Plata, Antonio Navarro Wolf  y  Gustavo Petro pero también personajes como  Rosemberg  PabónLuís Alberto Gil Castillo (El Tuerto Gil)  y  en  Barrancabermeja el comunicador social,  Álvaro Pérez Vides.  La verdad fue un grupo muy heterogéneo.

 

Cuando los servicios de inteligencia del Estado (Ejército, Policía y DAS) detectaron que muchos de los guerrilleros habían formado parte de la ANAPO, comenzó una persecución contra todos los dirigentes de ese partido en Colombia, sin embargo, 'Casimiro' en Barrancabermeja nunca quiso vincularse con esa guerrilla.  A Eduardo García Rueda siempre le gustó la controversia partidista y acudió a las vias electorales, prefiriendo trabajar desde su emisora la Voz del Petróleo combinando la medicina con la actividad radial y política.

 

A partir de 1972 la Voz del Petróleo estuvo direccionada principalmente al sector campesino, que, finalmente, fue el electorado con el que García Rueda se logró mantener en el Concejo durante toda su vida pública.   La emisora fue una aliada cómplice de su proyecto político.

 

Había un programa radial que se llama 'Su Melodía' que animaba en esa época el profesor Pedro Salazar Bueno y que se transmitía de lunes a viernes de 2:00 pm en adelante. 

 

Como en esa época no habían teléfonos celulares, ni internet, ni redes sociales, la dinámica del espacio radial consistía en que los campesinos se acercaban a la emisora con una 'carta hecha a mano' y la depositaban en una urna, allí debían manifestar a que personas saludaban y felicitaban e igualmente los nombres de las canciones que deseaban dedicar a sus seres queridos.  Casi siempre eran rancheras y corridos campesinos.  Para las fechas especiales como el Día de la Madre el número de cartas se triplicaba. 

 

Así mismo, ya sobre las 5:00 pm, había otro programa radial llamado 'Atardecer Campesino' que igualmente iba dirigido a la gente del campo.

 

Mientras las otras emisoras le rendían culto a la salsa de Fruko y sus tesos, Nelson y sus estrellas y los vallenatos de Alfredo Gutiérrez,   la Voz del Petróleo —por orden de 'Casimiro'— seguía continuamente con su música campesina.    Ese estilo musical generó que en Barrancabermeja los enemigos políticos de García Rueda, encabezados por los abogados Álvaro Carvajal Vecino y Carlos Corena Sevilla, bautizaran a la emisora como 'La Voz del Tarro', una propaganda negativa que influyó mucho en la zona urbana de nuestra ciudad pero que no afectó para nada al sector campesino en donde 'Casimiro' seguía imbatible.

 

Hacia el año 1975, tuve la oportunidad de laborar durante 6 meses en la Voz del Petróleo y decidí —por mi propia cuenta y sin consultar con García Rueda— cambiar algunos de los formatos musicales de la emisora buscando ganar adeptos en la zona urbana de Barrancabermeja.    La reacción de 'Casimiro' no se hizo esperar y muy molesto me llamó a 'descargos' advirtiéndome que "la programación musical campesina era intocable"

 

Cuando le pregunté por qué insistía con ese estilo de programación, su respuesta fue contundente: "la gente de la ciudad NO vota y si vota ya están comprometidos con los liberales y conservadores, mientras que los campesinos están conmigo... yo no soy pendejo para complacer a oyentes que nunca van a votar por mi... ¿así o más claro?", me dijo en tono fuerte.  

 

Ese día aprendí una elemental estrategia de medios de comunicación que, después con el correr de los años, supe usaban las grandes cadenas radiales y es el de la 'segmentación de receptores por edades y estratos sociales', una estrategia que en Barrancabermeja nadie conocía y que solo 'Casimiro' usaba exitosamente a su favor. 

 

Así las cosas, a partir de los años 70, mientras en barrios como Galán, El Parnaso, Palmira y El Recreo la Voz del Petróleo jamás era sintonizada, en sectores como el Campo 23, Peroles, Yarima, el Carmen de Chucurؙí, Simacota, Puerto Parra y Santa Elena del Opón los campesinos —aún con dificultades técnicas— sintonizaban la emisora y gozaba de una extraordinaria influencia.

 

Por esa época mucha gente llegaba a Barrancabermeja atraídos por la 'fiebre del petróleo' y  terrenos  en  los  suburbios  eran  invadidos por familias que no tenían techo y veían fácil 'ocupar' un lote.

 

Hacia el sector sur oriental, donde queda ubicado el barrio El Campestre, muchas familias provenientes de El Centro, Yarima y El Carmen, invadieron terrenos que hoy corresponden al barrio María Eugenia que fue bautizado con ese nombre en referencia a doña María Eugenia Rojas de Moreno (la hija del general Rojas Pinilla) y quien era conocida a nivel nacional como "la capitana del pueblo".   Esa invasión contó con el apoyo de 'Casimiro' donde siempre tuvo allí un valioso fortín electoral.

 

Entre 1975 y 1979 —mientras en Barrancabermeja Ecopetrol construía la Unidad de Balance y a la ciudad llegaban miles de personas en busca de trabajo— Horacio Serpa se apartaba del Liberalismo oficialista y fundaba un grupo disidente al que bautizó Frente de Izquierda Liberal Auténtico FILA que se constituyó, a partir de ese momento, en el más fuerte rival político de 'Casimiro'.

 

En la ciudad se vislumbraban dos  (2) fuerzas políticas: el liberalismo que iba tomando fuerza con Serpa Uribe (quien fue concejal y a la vez llegó como suplente a la Cámara de Representantes) y el sector manejado por Eduardo García Rueda que pretendía unir a la ANAPO con los conservadores y un gran sector inconforme de la población en torno a la candidatura presidencial de Belisario Betancur y su llamado Movimiento Nacional.

 

Lamentablemente, el 6 marzo de 1979Eduardo García Rueda sufre un accidente en su casa, (donde también funcionan los transmisores de la Voz del Petróleo), ubicada a orillas de la ciénaga San Silvestre (frente a la Casa de Encuentros Genesaret de la Diócesis), se fractura el cráneo, perdiendo la vida en forma inmediata.

 

Dicen, quienes conocen la historia del puerto petrolero, que el sepelio de 'Casimiro' ha sido el más numeroso en asistencia de público de todos los registrados hasta ahora en los 94 años de vida municipal de Barrancabermeja.  En esa luctuosa fecha arribaron a nuestra ciudad campesinos de todos los rincones del Magdalena Medio, así como gente venida de todos los barrios populares de la ciudad. 

 

Se calcula que al funeral de 'Casimiro' asistieron 15.000 personas. Fue todo un espectáculo apoteósico.  La gente lo lloró.  Sin duda fue muy querido en Barrancabermeja y la región.

 

 

La Voz del Petróleo después de la muerte de 'Casimiro'.

 

Para las elecciones de 1982, el doctor Belisario Betancur recibió el respaldo de su partido (el Conservador) y el apoyo de la ANAPO, configurando el Movimiento Nacional, que lo llevó a derrotar al ex Presidente Alfonso López Michelsen (candidato Liberal), con casi 3 200 000 votos, frente a los 2 800 000 del ex mandatario, obteniendo así la tercera mayor votación en la historia del país.

 

Fue un triunfo que 'Casimiro' no pudo disfrutar, pero que el gobierno de Belisario Betancur, en cumplimiento a pactos con la ANAPO, le entregó a María Eugenia Rojas de Moreno Díaz la dirección del Instituto de Crédito Territorial (ICT) organismo de la época encargado de la construcción de un ambicioso plan de vivienda popular conocido como 'las casas sin cuota inicial'  y que en Barrancabermeja se reflejó en el barrio Buenavista (comuna 4, sector sur oriental de la ciudad).  

 

Posteriormente se supo que en ese instituto del orden nacional la señora María Eugenia Rojas ayudó a muchos barranqueños amigos del proyecto político de Eduardo García Rueda, incluso hay quienes afirman que si 'Casimiro' hubiera estado vivo para las épocas del gobierno de Belisario Betancur quizás lo hubiera nombrado en algún viceministerio o instituto descentralizado.

 

Cuando Eduardo García Rueda muere su único descendiente fue su hijo, Sergio García Aragón, quien apenas tenía 16 años de edad y no estaba aún preparado para manejar los negocios que heredó de su padre.

 

Sergio García —una vez recibe su grado de bachiller del Seminario San Pedro Claver de Barrancabermeja— decide estudiar administración de empresas y negocios en la Universidad de La Sabana en Bogotá. 

 

Por esos días un pariente lejano, Reynaldo García, le ayuda a reorganizar la emisora. 

 

Sin embargo, Sergio García decide arrendar la emisora a dos vendedores de publicidad que ya habían trabajado con su padre, me refiero a los experimentados locutores, José Benito Riaño Beleño y Gustavo Arciniegas Ocampo quienes llegaron a controlar el 80% de la programación por casi 10 años continuos, mientras que el 20% restante quedó en manos Reynaldo García encargado de la administración de un radio periódico llamado 'Antena del Río' en donde el congresista, Feisal Mustafá Barbosa tuvo una marcada influencia inspirada en los postulados del partido Conservador.  

 

Benito RiañoGustavo ArciniegasReynaldo García  debían entregarle cuentas a Sergio García Aragón, propietario de la estación radial.

 

A la emisora le cambiaron el estilo que inicialmente le había dado 'Casimiro' y la enfocaron, exclusivamente, en a la producción comercial. 

 

De esa época, entre los años 1982 a 1992, la Voz del Petróleo logró la construcción de un moderno edificio en donde hoy en día funcionan sus instalaciones (Avenida del Ferrocarril con Carrera 17)  y la permanente renovación de equipos de radiodifusión siempre de última generación.

 

 

50 años, toda una vida en Barrancabermeja.

 

La Voz del Petróleo ha sido testigo de todos los acontecimientos noticiosos de la Barrancabermeja de los últimos 50 años: paros cívicos, protestas ciudadanas, conquistas políticaspenosas derrotastriunfos deportivos,  luchas sindicales, glorias de artistas.

 

Desde personajes como doña Carmen de Moncada, el sacerdote Mario José Plata, los locutores   Humberto Saldarriaga Valencia,   Nicanor Forero Tarazona,   Álvaro Aguas VergaraHernán Ricaurte López,   Jacobo Uribe Camacho,   Antonino Fierro Bustos, Efrén Revueltas Díaz, Raúl Meneses Monsalve,   Benito Riaño,   Gustavo Arciniegas Ocampo,   Wilfredo Santamaría y   Luís Gabriel Gómez (El Coco),   hasta llegar a las nuevas generaciones como Humberto GómezRamón Elías Urán  y  Eida Castro que hoy lideran la programación de esa estación radial.     Incluso, en alguna oportunidad, a finales de los años 90 estuvo como gerente de la emisora el hoy alcalde municipal de Barrancabermeja, doctor Darío Echeverri Serrano.

 

Por la Voz del Petróleo han pasado más 400 profesionales de los medios de comunicación en la ciudad y es actualmente la emisora más antigua de Barrancabermeja, como quiera que la Emisora Barrancabermeja y Radio Pipatón —estaciones radiales que la precedieron— hoy ya no funcionan en nuestra ciudad.

 

Con el correr de los años, Sergio García obtuvo su título profesional de Administrador de Empresas  y  unió  su  vida  con  doña  Martha  Pardo  Orejarena  quien  ha  sido su apoyo en la consolidación de este proyecto radial.

 

Un reconocimiento especial hay que hacerle a don Aníbal Russo Siderol, encargado de la parte técnica como operador de sonido y quien lleva 35 años laborando en la emisora y a su hermano, Jaime Russo Siderol también operador.  

 

Igualmente destacar la labor de don Manuel 'El Mañe' Mayorga, director del programa musical 'Los Pulpos del Vallenato' quien también lleva 35 años ininterrumpidos en la difusión y apoyo del folclor vallenato en nuestra ciudad.

 

Importante resaltar el trabajo profesional de Eida Yaneth Castro directora del noticiero 'Hoy por Hoy Barrancabermeja',  al comunicador social  Soel Caballero Cruz director de 'Informativo al Día'  y  al profesor Álvaro Rangel del programa sabatino 'Hablemos de Educación'.

 

Felicitaciones a todo su equipo de trabajo.  

 

50 años no se cumplen todos los días.

 

En la foto aparecen el doctor Sergio García Aragón con su esposa doña Martha Pardo Orejarena (actuales propietarios de la Voz del Petróleo) en compañía del locutor Raúl Meneses Monsalve (q.e.p.d.) y un grupo de periodistas y empleados.

 

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

BARRANCABERMEJA VIRTUAL"Los 50 años de la Voz del Petróleo"   /   publicado en diciembre 31 de 2016.  ©

Clinica San Jose
FacebookTwitterLinkedin