Noticias Judiciales

Capturada por peculado la Directora de la CAS en Santander.

Ratio:  / 1
MaloBueno 

Se le investiga por un contrato de $3.075millones. La directora de la Corporación Autónoma Regional de Santander, CAS, Flor María Rangel Guerrero fue capturada este martes en la tarde en las instalaciones de la autoridad ambiental en San Gil, Santander.

 

Las autoridades también realizaron las capturas de Elber Ardila, exdirector de la CAS, Óscar Pereira, exalcalde de Aratoca y Héctor Murillo, actual jefe de rentas de la Gobernación de Santander.

 

La audiencia de imputación de cargos se realizaría durante la tarde de este miércoles.

 

Según se pudo comprobar la Fiscalía le imputa los delitos de falsedad en documento público y peculado por apropiación.

 

La detención se produjo al finalizar la tarde y la noche de este martes fue trasladada a Bucaramanga.

 

Este miércoles será la audiencia de legalización de captura e imputación de cargos.   

 

El caso hace referencia a la ejecución presuntamente irregular de un contrato suscrito con la Unión Temporal Barrancabermeja por más de $3.400 millones, con el fin de reforestar y aislar varios predios considerados estratégicos en términos ambientales.

 

 

La investigación

 

Se investiga las razones por las cuales en febrero de 2014, cuando la Contraloría General de la República indagaba el caso,  este  contrato había tenido varias suspensiones y prórrogas, esto con el agravante de que se ha girado el 90% de los recursos, equivalentes a $3.075 millones, sin que se hubiera ejecutado al menos el 50% del objeto.

 

Precisamente, $1.300 millones fueron girados 15 días después de que se hubiera posesionado en el cargo Flor María Rangel, pese a que ya se había advertido, según expedientes del contrato, que había problemas en la ejecución.

 

“Lo que puedo decir es que ese comprobante de desembolso no pasó por mis manos. Aunque aparece mi firma, yo no firmé. Ya tengo una denuncia en la Fiscalía”, explicó Rangel en su momento.

 

Sin embargo, un informe de la Contraloría reveló que las presuntas irregularidades no solo se remiten a la ejecución del contrato, sino también a su suscripción.

Por una parte, se habrían manipulado los principios de selección objetiva, debido a que pese a que la CAS exigió unas condiciones muy específicas al contratista, nunca le pidió que certificara experiencia en la plantación de caucho, que era el ítem del contrato que más peso tenía.

 

Adicionalmente, el ente de control estimó que no se estructuraron los estudios previos adecuadamente y que nunca hubo certeza de la ejecución del contrato debido a que jamás se nombró la interventoría, lo que implicó “un abandono absoluto” de la inversión que hacía la entidad.

 

 

El contratista

 

Revisando los orígenes de las empresas que integran la Unión Temporal que ha recibido más de $3 mil millones sin que se tenga clara su inversión, se encontró que la actual directora de la CAS, Flor María Rangel, tiene relación con una de ellas.

 

Se trata de la Asociación de Trabajadores Comunitarios Guardianes del Futuro, organización sin ánimo de lucro que tiene el 33% de la unión. Esa asociación fue fundada en febrero de 1.995 por Rangel, quien permaneció en ella hasta 2004. Para ese año, Rangel ya completaba tres años como integrante del consejo directivo de la CAS en representación del gremio de recicladores.

 

“Sí, eso es cierto, pero actualmente yo no tengo ninguna relación con la asociación. Yo me desligué de ella hace varios años”, aseguró Rangel.

No obstante, esta redacción obtuvo copia de varios contratos de prestación de servicios que fueron suscritos en 2013 con los hoy integrantes de la junta directiva de la Asociación Guardianes del Futuro para apoyar gestiones de la CAS.

 

“Yo desconozco quiénes son los miembros de la junta directiva de la asociación. Lo que sí puedo manifestar al respecto es que quienes se vinculan a la corporación es porque cumplen un perfil determinado”, indicó la funcionaria en su momento.

 

 

¿Quién es la directora de la CAS?

 

Flor María Rangel es nacida en Charalá, estudió administradora de empresas y lleva 17 años vinculada al sector ambiental. Inició su vida profesional como fundadora de un grupo de recicladores ‘Guardianes del Futuro’, que inició en San Gil, y extendió a la provincia de Guanentá y otros municipios de Santander, la cultura de la separación de residuos sólidos en la fuente.

 

Simultáneamente, promovió programas de vivienda de interés social en el Secretariado Diocesano de Pastoral Social (Sepas), de la Diócesis de Socorro y San Gil entre 1995 y 2007.

 

Antes de dirigir esta corporación, hizo parte del Consejo Directivo de la Cas en febrero de 2001, hasta octubre de 2010, en representación de los gremios, como integrante de la Asociación Integral de Recicladores Santandereanos (Aires).

 

Dentro de su formación académica, Flor María Rangel, tiene además de su carrera profesional como administradora de empresas, una tecnología en administración de empresas de economía solidaria y una especialización en Ingeniería Ambiental y otra en Gerencia Pública en la Udes.

 

 

Noticia tomada de Vanguardia Liberal

Clinica San Jose
FacebookTwitterLinkedin