Alcalde exige a la CAS que revoque licencias ambientales.

“Que se revoquen las dos licencias expedidas por la Corporación Autónoma Regional de Santander (CAS) para el funcionamiento de los rellenos sanitarios en Barrancabermeja”, solicitó —de forma enérgica— el alcalde, Darío Echeverri Serrano a la entidad ambiental en el marco de la sesión descentralizada de la Asamblea de Santander que se llevó a cabo en el puerto petrolero.

 

La Asamblea sesionó en la biblioteca Alejandro Galvis de la Universidad Industrial de Santander, preocupados por la situación ambiental de Barrancabermeja y en la que el funcionario responsabilizó a la CAS por la decisión que tomó y que tiene en estos momentos al municipio en el ojo de las autoridades de control ambiental, tras la preocupación manifestada por ambientalistas y organizaciones ambientales ante el detrimento que pueda generarse en la ciénaga San Silvestre por el funcionamiento del relleno Yerbabuena, a cargo de REDIBA, encargada de la disposición final de los residuos sólidos en Barrancabermeja.

 

El alcalde de Barrancabermeja dijo que como responsable del municipio, mientras el Plan de Gestión Integral de Residuos Sólidos (PGIRS) es actualizado y pueda definir el lugar adecuado que sirva para la disposición final, pero que no afecte humedales y áreas boscosas, como hoy está ocurriendo en el área donde opera el relleno, “pone a discusión de la comunidad la decisión de revocar el decreto que declara la emergencia ambiental mediante la cual el gobierno permite la disposición en ese relleno cuya licencia fue suspendida por la CAS, pero que sigue siendo utilizado pues una diferente opción, en otra ciudad, encarecería los costos para los barranqueños”.

 

Sobre el particular, dijo que “si la comunidad lo considera pertinente solicitará en otros municipios la autorización para que se depositen estas basuras”, sin embargo aclaró que “cualquier decisión como la anterior implica un costo adicional para los usuarios del servicio”.

 

En el seno de la sesión surgieron nuevas propuestas en relación a las tarifas que aplica REDIBA pero que en realidad no ejecuta y que podrían ser redireccionadas para controlar cualquier efecto que cause contaminación a cuerpos de aguas en el entorno.

 

Igualmente, el alcalde de Barrancabermeja solicitó a la Procuraduría General de la Nación, allí presente en el acto, generar acciones efectivas en contra de los responsables por esta decisión que hoy afecta el medio ambiente de los barranqueños.

 

En la sesión se hicieron presente ocho diputados, la Procuraduria, la CAS, el alcalde de Barrancabermeja, Dario Echeverri, ambientalistas y líderes sociales de la provincia de Mares.

 

Comments

comments