Malos antecedentes tiene empresa sur coreana que pretende modernizar refinería de Barrancabermeja.

grupoSK(Informe Especial).
 
En las próximas semanas, Ecopetrol, deberá escoger una de las (3) tres firmas preclasificadas para las obras de ingeniería, compras y construcción del denominado proyecto EPC 1 que busca la modernización de la refinería de Barrancabermeja. En octubre del año pasado, Ecopetrol informó que las empresas que cumplieron con los requisitos técnicos, financieros y comerciales para desarrollar esta fase del proyecto fueron las compañías: SK (de Corea del Sur), Toyo Engeneering Corporation (de Japón) y Technip–Tipiel S.A. (un consorcio colombo italiano). Sin embargo, la SK de Corea del Sur, (una de las más opcionadas para ganar el millonario contrato), cuenta con unos peligrosos antecedentes por corrupción, acusaciones que ya han despertado las alarmas en Barrancabermeja, donde este grupo empresarial espera ser escogido por Ecopetrol.

Grupo SK quedó mal en modernización de la refinería de Cadereyta en México.
La ciudad de Cadereyta es uno de los 51 municipios que conforman el estado mexicano de Nuevo León.
 
Desde 1973, en Cadereyta funciona la refinería de PEMEX «Ing. Héctor R. Lara Sosa», complejo industrial que refina un promedio de 270.000 barriles diarios de productos petrolíferos, como resultado del aprovechamiento de la capacidad instalada de sus 37 plantas de proceso.
 
PEMEX, Petróleos Mexicanos, viene siendo como Ecopetrol en Colombia, es decir, es decir, PEMEX es la empresa más grande de México y la mayor de latinoamérica y una de las empresas petroleras más grandes del mundo, tanto en términos de activos como de sus ingresos.
 
En el año 2001, la refinería de Cadereyta (México) necesitó de un proceso de modernización de sus plantas.
 
El 20 de julio de ese año se inició el proceso de reconfiguración de esa refinería mexicana para incrementar su capacidad de refinación de 235,000 barriles de crudo por día actuales, hasta 270,000 barriles diarios.
 
El proyecto constaba de 9 plantas nuevas y la ampliación de 10 plantas que ya existían.
El resultado de una revisión de la cuenta pública, elaborada por la Auditoría Superior de la Federación en México, (que viene siendo un ente de control en ese país), reveló que el proyecto, que en principio se calculaba en $ 1.168 millones de dólares, terminó elevándose a $ 2.160 millones de dólares, cifra que nunca estuvo prevista en el contrato con el grupo sur coreano encargado de adelantar la obra, el mismo que ahora, precisamente, pretende modernizar la refinería de Barrancabermeja y que fue pre seleccionado el año pasado por Ecopetrol.
 
En esa oportunidad, en México, la empresa sur coreana argumentó fallas en el cálculo de inversión y exigió más recursos de lo presupuestado, sobre todo para concluir un ducto de 800 kilómetros que correría de Nuevo Teapa a Cadereyta.
 
Sin embargo, pese a que el grupo SK es el tercer conglomerado económico de Corea y un competidor dominante en el sector de energía y de telecomunicaciones en ese país, con 64 subsidiarias, 65,500 millones de dólares en facturación, 63,000 millones en activos, 40 oficinas y 31,000 empleados a nivel mundial, en el año 2001 PEMEX terminó demandando por incumplimiento del contrato a los sur coreanos.
 
Lo que nadie se explica es como el Comité Evaluador de la Vice Presidencia de Refinación y Petroquímica de Ecopetrol, que para el proyecto de Modernización de la Refinería de Barrancabermeja exige participantes que demuestren «satisfactoriamente», después del 1 de enero de 1999″ contratos superiores a los $ 1.200 millones de dólares, no haya tenido en cuenta el estruendoso fracaso de SK en la refinería de Cadereyta en México.
 
Pero ahí no termina el asunto.
Desde México se conocen informaciones relacionadas con denuncias por retrasos, incumplimientos de contratos y manejos irregulares de fondos entre otras causales de corrupción al más alto nivel en algunas obras que este grupo coreano llevó a cabo en el pais Azteca.
 
Como si fuera poco el grupo SK se burlaba de los proveedores mexicanos, pues una vez ganada la licitación para la modernización de la refinería de Cadereyta, incumplia con la industria nacional mexicana condicionando la compra de los materiales y bienes de capital a rebajas hasta del 50%, atentando, por cuenta de esas exigencias, con la calidad, la seguridad y la baja productividad de las instalaciones que se entregaron.
 
Además, se presentaron en esos 4 años, según la prensa mexicana, fuga y desvíos de recursos, errores de planeación y el tráfico de influencias por $ 1.600 millones de dólares, especialmente durante el tiempo comprendido entre la terminación de las obras y el arranque de la refinería de Cadereyta, uno de los más ambiciosos proyectos de PEMEX (Petrúleos Mexicanos).
 
Grupo coreano SK no gustaba de contratar mano de obra mexicana.
Pero sin duda, el hecho que más debería preocupar a los barranqueños es la contratación de casi 4.000 obreros y técnicos de Corea del Sur, Filipinas y Tailandia, (la mayoría de manera ilegal), que desplazaron a la mano de obra mexicana en la reconfiguración de las refinerías de Madero y Cadereyta.
 
Además en el puerto de Madero, el consorcio coreano SK, uno de los 3 grupos que, precisamente, Ecopetrol preclasificó para modernizar la refinería de Barrancabermeja, constituyó empresas fantasmas que violaron de manera fragrante las leyes laborales mexicanas y desaparecieron, «como por arte de magia» cuando el Instituto Mexicano del Seguro Social pretendió, en defensa de los trabajadores mexicanos, embargarlas para que respondieran a la clase trabajadora de ese país.
 
La importación de insumos de su propio país, en su mayoría de segundo uso, además de la propia mano de obra coreana que desplazo la mano de obra local mexicana son cosas que no se deberían permitir que ocurrieran eventualmente en la modernización de la refinería de Barrancabermeja en caso de que este grupo finalmente sea contratado por Ecopetrol.
 
Presidente del grupo SK envuelto en líos penales por corrupto.
Muchas fueron las agencias de noticias internacionales que informaron de las denuncias penales que ha tenido que enfrentar ultimamente el ejecutivo coreano, CHEY TAE WON, presidente del grupo SK por corrupto. Precisamente, la agencia EFE de España muestra una fotografia en la que el gerente de esa compañía es rodeado por periodistas a su entrada a la Oficina Central del Fiscal del Distrito el pasado lunes 19 de diciembre de 2011, cuando debió enfretar denuncias según las cuales malversó una gran cantidad de fondos del grupo, en compañía de su hermano menor en Seúl (Corea del Sur).
 
POR FAVOR HAGA CLIC AQUI … Y VEA LA FOTOGRAFIA … 
 
El grupo SK de Corea del Sur controla docenas de afiliadas en varios segmentos industriales, entre los que están la refinería SK Innovation la misma que, probablemente, sea escogida por Ecopetrol dentro de una semanas para adelantar la face EPC 1 de modernización de la refinería de Barrancabermeja.
 
 
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
NOTA: Trabajo periodístico llevado a cabo por la Unidad Investigativa de Barrancabermeja Virtual. (26 de enero de 2012).
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Vea mas información clip aqui

Comments

comments

Instale la aplicación