Esta es la ponencia del gerente de la refinería, Orlando Díaz, sobre el PMRB

Esta es la ponencia del gerente de la refinería, Orlando Díaz, sobre el PMRB

Orlando Díaz

BARRANCABERMEJA VIRTUAL, buscando como objetivo mantener informada a la comunidad de Barrancabermeja, se permite compartir con sus lectores la ponencia ofrecida por el señor Gerente de la Refinería de Barrancabermeja, ingeniero Orlando Díaz Montoya, relacionada con el PMRB (Plan de Modernización de la Refinería de Barrancabermeja) y que expuso el pasado martes 24 de octubre en el Cabildo Abierto que sobre el tema organizó el Concejo Municipal de Barrancabermeja, llevado a cabo en el Coliseo Luís F. Castellanos de esta ciudad.

 

La ponencia del Gerente de la Refinería es de vital importancia porque sirve de base para los diálogos que sostendrán, en los próximos días, las altas directivas de Ecopetrol con las ‘fuerzas vivas’ de Barrancabermeja en las que se abordará como tema central la suerte del PMRB.

 

A continuación, la intervención del ingeniero, Orlando Díaz.

 

Buenos días.

 

Un saludo cordial al Alcalde de Barrancabermeja, Darío Echeverri, al señor Presidente del Concejo Municipal, Hober Torres Arrieta, diputados y demás autoridades locales y eclesiásticas, a los representantes de los gremios, a las organizaciones sociales y cívicas, a los representantes de la Unión Sindical Obrera, USO, a los medios de comunicación y especialmente a todos los ciudadanos que están presentes en este espacio que debe hacer honor al respeto, al libre derecho de la expresión y la sana convivencia.

 

En Ecopetrol comulgamos con este tipo de espacios que permiten conocer las diferentes opiniones sobre temas trascendentales para el futuro de nuestra ciudad. No en vano estamos comprometidos con el Plan Visión 20-50 y estamos a punto de celebrar los primeros 100 años de la industria petrolera, que nació justo aquí, en estas prósperas tierras.

 

Gracias por permitirnos ser partícipes de este espacio, en el que mis compañeros y yo compartiremos con todos ustedes lo que ha significado la presencia de Ecopetrol en la región y especialmente los retos que nos hemos trazado para construir un futuro mejor.

 

Una Refinería en Constante Transformación.

 

Quiero compartir con ustedes la realidad de nuestra refinería de Barrancabermeja, insignia y orgullo de todos los trabajadores de Ecopetrol y fuente permanente de progreso de los colombianos.

 

Lo primero que debo precisar es que no es cierto, como afirman algunas voces, que la refinería de Barrancabermeja, el principal centro industrial de Ecopetrol y el mayor proveedor de combustibles del país, esté en vías de la ‘chatarrización’.

 

Para corroborarlo, debo decir que a través de su historia desde hace 96 años, su crecimiento y el aumento en su complejidad ha ido a la par con el crecimiento y desarrollo del país, atendiendo a los requerimientos de abastecimiento de combustibles y derivados del petróleo y en estricto cumplimiento de la calidad y normatividad ambiental exigidas por lo entes reguladores, además de asegurar su actualización tecnológica, repotenciación y automatización, para mantenerse vigente y garantizar la continuidad operativa de sus instalaciones como lo demuestran las grandes obras que década tras década se han desarrollado, como puede apreciarse en el siguiente breve recorrido histórico de su crecimiento y desarrollo:

 

Décadas 30 a 50:   Construcción de las primeras plantas industriales de destilación combinada, primera unidad de Cracking Catalítico (Modelo IV) y primera unidad de Viscorreducción;

 

Años 60:   Construcción de dos unidades de crudo y vacío (unidad U250 y U2100), así como la segunda de Cracking (unidad Orthoflow) y primera unidad de polietileno.

 

Años 70:   Montaje del tren de lubricantes y parafinas, la planta de aromáticos y el conjunto de Unidad de Balance.

 

Años 80:   Ampliación de la capacidad para procesamiento de crudo de la refinería de 130 a 170 KBPD, construcción de la Unidad 150 en reemplazo de la unidad de crudo original, y modernización de la unidad FCC Modelo IV.

 

Años 90:    Actualización de la unidad U-200 y Viscorreductora I, reformas a la Unidad U 2000 para procesamiento de crudos livianos tipo Cusiana y Cupiagua y modernización de la unidad Orthoflow, así como la construcción de la cuarta unidad de Cracking, UOP II

 

Años 2000:   Construcción de la nueva unidad de Alkilación, nueva planta de Ácido Sulfúrico, reemplazo de hornos de la unidad U-250, modernización de la unidad de Aromáticos, modernización de la unidad de filtración de parafinas, e inicio de la construcción de las plantas de Hidrotratamiento de Diesel y Gasolina, nueva planta de hidrógeno y nueva unidad de Azufre IV.

 

2010 hasta la fecha:    Puesta en servicio de las unidades de hidrotratamiento, Automatización total de la refinería, montaje del Centro de Optimización, modernización de los servicios industriales (nuevo Turbogas U5100, repotenciación del turbogas de la Unidad de Balance, montaje de nuevas unidades de compresión de aire industrial, nueva planta de agua de ultrafiltración, recuperación de la unidad de Turboexpander, actualización de metalurgia de la unidad U250, etc.

 

Por ello, no existe ningún asidero válido ni cierto para hablar de la tal ‘chatarrización’. Al contrario, y para ser más explícitos, debo decirles que en los últimos 16 años hemos dedicado todos nuestros esfuerzos con disciplina y rigor a un proceso de transformación para garantizar  la operación de la refinería con los más altos estándares de la industria a nivel mundial, con el acompañamiento tecnológico de las compañías más prestigiosas y reputadas en el mundo como la firma Shell Global, Celerant ConsultingDupontRWDAspen Technólogy,  entre otras.

 

Nos enfocamos en el mejoramiento de las competencias técnicas y organizacionales de nuestro talento humano, de lo cual muchos de ustedes son testigos directos por trabajar, o tener algún familiar en la refinería; prueba de ello es que en los últimos cinco años hemos generado más de 29 mil ocupaciones. Por eso, a la par con la transformación de la infraestructura, hemos innovado en la gestión del conocimiento y la preparación de nuestros trabajadores.

 

Desde el año 2008 adelantamos con éxito el programa de ‘Excelencia Operacional’ que busca los más altos estándares de capacitación para garantizar una operación segura y rentable.

 

Los resultados alcanzados son más que satisfactorios. Hemos capacitado más de 200 trabajadores de mantenimiento con el modelo de formación de competencias técnicas bajo las normas internacionales NCCER.   La operación de nuestras plantas industriales está a cargo de 345 profesionales de ingeniería, 71 de los cuales tienen formación avanzada en ingeniería química, además de contar con un grupo de más de 200 profesionales especialistas certificados y con formación a nivel de maestría en otras áreas de ingeniería.

 

Igualmente 100% de nuestros líderes administrativos poseen títulos de magister en administración MBA o en ingeniería.

 

Así mismo 1.530 trabajadores de contratistas locales están certificando sus competencias con la norma internacional, que impulsa Ecopetrol con el apoyo del SENA y las empresas aliadas.

 

Todo esto, para permitir la toma de decisiones con criterios técnicos suficientemente estructurados y fundamentados para la solución de problemas complejos y ser generadores de propuestas creativas e innovadoras para mejorar el desempeño y aprovechamiento integral de materias primas e instalaciones y sin duda, garantizar una operación segura y eficiente de nuestra refinería.

 

Sé que este es un tema técnico que requiere mucha pedagogía. Por eso permítanme explicarles con más detalle, con hechos y datos recientes por qué en Ecopetrol estamos convencidos de que la refinería es un centro industrial eficiente y rentable, dado que nunca hemos dejado de invertir en ella, ni un solo año. Incluso, en las más duras crisis de bajos precios hemos mantenido la disciplina de la actualización y el mantenimiento.

 

En los últimos ocho años hemos invertido USD $ 4.290 millones en proyectos de actualización y USD $ 1.913 millones en mantenimiento de las unidades de proceso para garantizar operaciones limpias, confiables, estandarizadas y rentables, lo que significa que en promedio, óiganlo bien, sólo en mantenimiento hemos invertido en forma sistemática aproximadamente USD $ 250 millones por año en este gran centro industria.

 

En los últimos diez años, la ciudad ha sido testigo de cambios en algunas instalaciones de la refinería e incluso de la construcción y puesta en marcha de otras plantas y edificaciones.

 

Todos vimos con orgullo hace siete años, el inicio de operaciones de las Unidades de Hidrotratamiento de Combustibles, que permitieron mejorar la calidad de la gasolina y el diésel y de esa forma contribuir a un mejor aire para todos los colombianos, al disminuir la cantidad de azufre, contenida en estos combustibles.

 

También logramos la recuperación de la unidad turboexpander y ampliamos el almacenamiento de Gas Licuado de Petróleo, uno de los combustibles más importantes en algunas zonas rurales del país.

 

Invertimos también para incrementar la capacidad de producción de asfalto, justo en el momento en el que Colombia avanza por una transformación sin precedentes de su infraestructura vial.

 

A todas estas inversiones de crecimiento, se sumaron otras de actualización tecnológica, indispensables para mantener esta gran fábrica de riqueza que ascienden a USD $ 737 millones en reposición de equipos especiales para continuidad operativa y USD $ 117 millones en temas ambientales.

 

Todo este esfuerzo que ustedes han visto de cerca, porque la refinería convive con la ciudad, fue reconocido por el mercado reasegurador internacional que la calificó en 2016 con un índice de 85,1 considerada una calificación estándar, muy cerca de un nivel superior de la industria.

 

¿Esto qué significa?

 

Que nuestra refinería está bien evaluada y que evidencia el alto nivel de seguridad de sus procesos, los activos y las prácticas operacionales. No lo dice Ecopetrol, lo dicen expertos internacionales en la materia que nos auditan.

 

Claro, soy consciente de que tenemos muchas cosas por mejorar. Que el camino de la transformación no ha terminado. Sé que se generan inquietudes por algunos incidentes en la operación.

 

Hacemos el mayor esfuerzo para garantizar la integridad de nuestros trabajadores, por eso nos preocupa cuando tenemos algún tipo de incidente, así sea menor. Créanme que estamos trabajando para ir hacia el nivel de cero incidentes y elevar cada vez más nuestra gestión operacional, de seguridad industrial y de procesos.

 

Ahora bien, hablemos un poco de los ingresos. Los números también revelan un mejor desempeño de nuestra planta en los últimos años.

 

El margen de refinación pasó de US $ D 4,41/B. en 2009, a US$ D 14,1/B en 2017.

 

En los dos últimos años, alcanzó ingresos operacionales por $ 1,5 billones, y un Ebitda (utilidades antes de impuestos, intereses, depreciación y amortizaciones) superior a $ 2.2 billones, dos veces más que el registrado en 2014; una muestra más de que la refinería no va por el camino de la ‘chatarrización’.

 

Hoy puedo decirles con certeza que tenemos una planta más eficiente, más rentable, más dinámica, más flexible, y especialmente, que contamos con un talento humano mejor preparado para enfrentar los retos que nos impone, la volatilidad del mercado y las dificultades del entorno.

 

Ahora, permítanme compartirles una gran noticia.

 

Una información que nos llena de orgullo porque es producto del trabajo sin descanso y la disciplina de todos nuestros trabajadores en los últimos años y tiene que ver con los resultados de los estudios comparativos (benchmarking) que realiza la firma internacional Solomon Associates para medir el desempeño en el 85% de las refinerías del mundo.

 

El estudio se hizo por regiones y a nivel de Latinoamérica, la nuestra participó en un grupo de 32 refinerías y fue calificada como una de las mejores.

 

Si pudiéramos hacer una comparación con las notas que sacan nuestros hijos en el colegio, diríamos que nuestra refinería sacó la mejor nota por su eficiencia energética, costos y factor de utilización.

 

En otros factores como la disponibilidad operacional, el margen neto, el índice de mantenimiento, la tasa de retorno de inversión y el índice de personal, obtuvo una nota sobresaliente.

 

En todos los casos, nuestra refinería, la de todos ustedes, presenta resultados superiores a la media, lo que la ubica como una de las más eficientes y rentables de Latinoamérica y superior a la media de Estados Unidos, Canada, Japón y Europa. Algo de lo cual debemos sentirnos orgullosos y que para nosotros en Ecopetrol representa un estímulo inmenso para seguir haciendo de la refinería el centro industrial más importante para el abastecimiento de combustibles del país.

 

Sobre el futuro de la refinería, quiero hacer algunas anotaciones:

 

En primer lugar debo contextualizar que el proyecto suspendido de modernización, PMRB, se concibió para incrementar la conversión de la refinería y estaba centrado esencialmente en la construcción de 10 nuevas plantas industriales que se resumen en:

— Una planta de coquificación retardada (Coker).

— Una planta de Hydrocracking.

— Dos plantas de H2.

— Dos plantas de azufre una planta de agua, torre enfriadora y sistemas auxiliares.

— Una nueva subestación eléctrica y otras adecuaciones de accesos.

 

Sobre la refinería existente el proyecto sólo concibió las interconexiones necesarias con los sistemas de almacenamiento y adecuaciones menores logísticas, además de modificaciones en tres unidades de crudo para cambio de metalurgia de tuberías.

 

Tenía como propósito incorporar estas nuevas instalaciones a la refinería existente para incrementar el procesamiento de crudos pesados, con mayor contenido de azufre y acidez.

 

Aunque el proyecto estaba en su fase de aprobación para construcción en la Junta Directiva de Ecopetrol, durante el último trimestre de 2014 se presentó una imprevisible caída en los precios del crudo, los cuales se redujeron aproximadamente en un cincuenta por ciento con relación a los valores de mediados de ese año, lo cual conllevó a que en septiembre de 2015 la Junta aprobara por  unanimidad  suspender los gastos corrientes asociados con el PMRB, sin un límite de tiempo.

 

Posteriormente en febrero de 2016, la firma Boston Consulting Group, BCG puso a consideración del Comité de Negocios de Ecopetrol la estrategia propuesta para la Refinería de Barrancabermeja, que se compone de dos ejes:

— Viabilidad de la Refinería 2016-2018.

— Toma de decisión de inversión 2018-2022.

 

Finalmente en marzo de 2016 la Junta Directiva, teniendo en cuenta el entorno de la industria del petróleo bajo escenarios de precios inferiores a los 30 dólares por barril y buscando la sostenibilidad financiera del Grupo Empresarial, determinó que   «Ecopetrol debía enfocarse en rentabilizar la operación a través de optimizaciones de costos y un estricto plan de austeridad, además de ajustar su plan de inversiones sancionando sólo proyectos de mayor creación de valor y generación de caja en ciclos cortos».

 

Por tanto en este nuevo contexto, la refinería ha venido identificando nuevas oportunidades, y conjuntamente con las demás áreas de la empresa puso en marcha varias actividades que han generado resultados sobresalientes y sostenibles que le ha permitido incrementar sus eficiencias, mayor conversión y generación de volúmenes incrementales de gasolina, Jet y Diesel, con dietas de crudos pesados similares a las previstas con el PMRB.

 

Esta es la razón por la cual los distintos estudios y evaluaciones muestran hoy a la refinería como un centro industrial sostenible económicamente, pues durante los últimos cuatro años sus principales indicadores económicos y de gestión así lo demuestran.

 

Por tanto y siguiendo con la directriz del Comité de Negocios, y con base en los resultados del desempeño, a partir del 2018 al 2022 se adelantarán las diversas evaluaciones y estudios de alternativas para la ejecución de un plan de inversiones que contemple en lo posible lo ya avanzado, con diversos planes para garantizar una operación segura y rentable. Es decir, la actualización, modernización y avance tecnológico de la refinería de Barrancabermeja no se detendrá.

 

Seguiremos invirtiendo no solo en mantenimiento, sino también en nuevos emprendimientos para estar siempre a la vanguardia de este negocio.

 

Porque somos el mayor proveedor de combustibles para el país y lo seguiremos siendo, nunca cesaremos nuestra tarea de mantener vigente la refinería, y como nos hemos trazado la tarea de superar lo alcanzado hasta este momento, continuaremos ejecutando las inversiones que rentablemente sean necesarias.

 

Hemos conversado en los últimos días con el señor Alcalde y le hemos manifestado nuestra firmeza de llevar a cabo un Plan de Desarrollo de la Refinería que garantice su continuidad operativa a la espera de los diversos proyectos de reservas y aumento de la producción en el Valle Medio del Magdalena. Para ello es necesario avanzar en la ejecución de los proyectos para la explotación de los Yacimientos No Convencionales, que como ya lo hemos expresado en otros escenarios, las mayores reservas de este tipo de yacimientos se hallan en esta región, lo cual representa una ‘riqueza incalculable’.

 

Estos yacimientos son una alternativa para garantizar sostenibilidad de la industria en el mediano y largo plazo, pero  adicionalmente son una fuente de recursos que puede incorporarle a la Nación cerca de cinco mil millones de barriles de petróleo equivalentes en los próximos años.

 

Por ello, nuestro compromiso es asegurar su extracción de manera responsable con el ambiente bajo el cumplimiento de los más altos estándares de calidad.

 

Por consiguiente ambas estrategias van de la mano y estamos seguros que tendrán feliz término. Son proyectos de gran envergadura que debemos planear y ejecutar rigurosamente, con disciplina de capital y atendiendo las señales del mercado. Ambas contribuirán a la solidez de Ecopetrol y al crecimiento de esta región.

 

Tenemos una enorme responsabilidad. No se trata sólo de mantener el alto posicionamiento de nuestra refinería, sino de construir juntos, en diálogo permanente, con ideas innovadoras y respeto por la diferencia, el mejor camino para el progreso de nuestra ciudad.

 

Estamos convencidos que Ecopetrol requiere de Barrancabermeja y de su refinería durante los próximos 100 años, y que también Barrancabermeja requiere de Ecopetrol para ser esa ciudad próspera, pujante y moderna, con oportunidades de trabajo y bienestar, por la que trabajamos todos los días los que amamos esta tierra.

 

Muchas gracias.

 

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

 

ORLANDO DÍAZ MONTOYA, es el actual Gerente de la Refinería de Ecopetrol en la ciudad Barrancabermeja.

Comments

comments

Instale la aplicación