Barrancabermeja Virtual fija su posición de rechazo frente a los rellenos sanitarios.

Barrancabermeja Virtual se permite presentar ante sus lectores su posición de rechazo frente a las licencias otorgadas por la CAS relacionadas con los rellenos sanitarios de Anchicayá y Yerbabuena (REDIBA) para que esos basureros funcionen en áreas cercanas a la ciénaga San Silvestre de Barrancabermeja, nuestra principal fuente hídrica y de donde se surten, del preciado líquido, más de 300.000 habitantes de nuestra municipalidad.

 

 

En atención a la anterior consideración informamos lo siguiente:

 

PRIMERO:   Barrancabermeja Virtual fue el primer medio de comunicación en la ciudad que informó y alertó —de manera urgente— a la población de Barrancabermeja de la manera irregular como la CAS había otorgado esas licencias perjudicando el medio ambiente de nuestro municipio.   El 28 de septiembre de 2013, el periodista Rosberg Perilla Pérez, a través de una columna titulada “Confirman que basuras de Bucaramanga serán depositadas en Barrancabermeja”, desataría el escándalo de las licencias que originó, inmediatamente, la creación de un comité de ciudadanos ambientalistas que, desde nuestra ciudad, comenzó a denunciar ante los tribunales, la inconveniencia y la nulidad de esas licencias.

 

PARA RECORDAR LA COLUMNA HAGA CLICK AQUI

 

 

SEGUNDO:  Para Barrancabermeja Virtual  siempre es y  ha sido inadmisible que la CAS haya otorgado esas 2 licencias a esos rellenos sanitarios (tanto la de Anchicayá otorgada al consorcio SOCIEDAD FUTURO RSTI SAS E.S.P. como la de Yerbabuena otorgada a la empresa REDIBA), no solo porque son un atentado contra nuestro medio ambiente, sino porque están ubicados en toda la entrada principal de Barrancabermeja, muy cerca de la sede de la Universidad de La Paz, en una zona académica, científica y agropecuaria de nuestro municipio.

 

 

TERCERO: Barrancabermeja Virtual considera que, aunque las empresas que administran esos rellenos sanitarios argumentan que “tendrán todas las precauciones para no contaminar nuestra ciénaga San Silvestre” dicha afirmación jamás podrá ser considerada responsablemente, como quiera que las licencias tienen 30 años de vigencia (es decir hasta el año 2043 con la seguridad que para esa fecha serán prorrogadas por muchos años más).    Para Barrancabermeja Virtual, nadie puede garantizar que ante semejante cantidad de tiempo no se vaya afectar nuestra cuenca hídrica.  Así las cosas, insistimos en que esos 2 rellenos sanitarios NO DEBEN PERMANECER en ese lugar y deben ser sellados en forma definitiva.

 

 

CUARTO:  Para Barrancabermeja Virtual la ciénaga San Silvestre ha venido siendo contaminada por aspectos que tienen que ver, no solo por los lixiviados derivados de las basuras, sino por una serie de factores que van desde los residuos producidos por la exploración petrolera, residuos químicos de la empresa Fertilizantes Colombianos, el asentamiento de viviendas cercanas a la cuenca hídrica y  —por supuesto—  por rellenos sanitarios técnicamente mal manejados como el de La Esmeralda (que fue cerrado por disposición de la CAS) pero que aún hoy sigue contaminando nuestra ciénaga.  Es importante dejar claro que no son solo los ‘rellenos sanitarios’ los que contaminan, pero si son un factor determinante y contra ellos ha sido la lucha para sus cierres definitivos.

 

 

QUINTO:   Barrancabermeja Virtual considera muy importante aclarar que dentro de su equipo de colaboradores existen columnistas que —eventualmente— asumen posiciones diversas con relación a este tema, pero esas opiniones son de ‘exclusiva responsabilidad de sus autores’, columnistas que firman con nombre propio sus artículos y NO representan la opinión editorial de Barrancabermeja Virtual.   Sin embargo, Barrancabermeja Virtual garantiza el derecho a opinar y pensar diferente de todos sus columnistas como respuesta a una de las más valiosas conquistas de nuestra democracia.

 

 

SEXTO:   Barrancabermeja Virtual NO tiene nada que ver en el conflicto presentado entre la CAS y el periódico El Espectador en donde la entidad oficial reclama informaciones inexactas del periódico capitalino con relación al tema de los rellenos sanitarios.   Cada medio de comunicación es responsable de lo que informa y éste (el surgido entre la CAS y El Espectador) es un problema que solo resolverán esas 2 entidades, de acuerdo a como ellas lo estimen conveniente.

 

Barrancabermeja Virtual respeta totalmente el derecho que tienen los periodistas de El Espectador, así como igualmente todos los medios de comunicación, a expresar las noticias y las opiniones que considere necesarios dentro del desarrollo del ejercicio de su actividad profesional.

 

 

SEPTIMO:  Barrancabermeja Virtual considera urgente que las autoridades, tanto de control fiscal, disciplinario como penal, inicien las investigaciones pertinentes para determinar el grado de responsabilidad de las administraciones de los ex alcaldes, Carlos Contreras López y Elkin Bueno Altahona, así como la responsabilidad de la ex directora de la CAS, Flor María Rangel, en la adjudicación de estas ‘licencias ambientales’ que le han causado un enorme daño ambiental a la región.

 

Barrancabermeja Virtual se compromete como medio de comunicación a seguir ejerciendo veeduría al problema de los rellenos sanitarios con responsabilidad periodística, sin revanchismos, sin odios y sin intereses políticos ocultos que flaco servicio le prestan a la causa y que —lamentablemente— distorsionan el verdadero objetivo de la lucha ambiental.

 

 

 

Barrancabermeja, Abril 12 de 2017.

Comments

comments