El fraude electoral y las ‘encuestas’ que son un fraude

El fraude electoral y las 'encuestas' que son un fraude Informe Especial

 

Se observa a diario las diferentes formas de hacer ‘fraude electoral’ en Colombia, hay ‘fraude’ cuando candidatos reparten mercados, tejas y corren ríos de dinero sin control en campañas deshonestas y corruptas.  Los organismos de control electoral son solo ‘figuras decorativas’ que poco o nada le aportan al control del fraude electoral.

 

Hay fraude cuando la desproporción exagerada de publicidad a favor de algunos candidatos es visible, por ejemplo, en los famosos debates televisivos, donde claramente se notaba el ‘monumental negocio’ en millones de pesos que se monta alrededor de las elecciones y la cantidad de dinero totalmente desproporcionado en una o dos campañas.

 

Hay fraude cuando la politiquería presiona fiscales, alcaldes, gobernadores para votar por alguien, mientras concede la libertad a delincuentes y los ‘redime judicialmente’ para el mismo propósito.

 

Así se pueden observar múltiples estilos y tipicidad de fraudes, pero, sin duda, la máxima expresión en estas elecciones fue el ‘fraude’ a través de lo que los medios de comunicación llaman ‘encuestas’ y que no son más que un mecanismo que pasó de ser una medición aritmética y estadística a solo una ‘forma de opinión sesgada que se convierten en verdaderos engaños colectivos’  financiados  por los grupos económicos y de comunicaciones más poderos del país.

 

Hace rato las encuestas en Colombia vienen fallando.    Los resultados de las elecciones nunca coinciden con los resultados finales de las encuestas, pero  —por el contrario—  si logran su objetivo de imponer los temas y la creencia en las opciones de triunfo final, definiendo así los apoyos, sobre todo de tipo económico.

 

Esto lo logran «imponiendo todo un discurso, más de opinión que estadístico» violando todo tipo de topes de tiempo en los espectros electromagnéticos (radio y televisión) a favor de los candidatos escogidos, relegando el tema programático de los candidatos a espacios secundarios de poca sintonía.  Así los medios terminan imponiendo la «necesidad del voto útil».

 

En esta ocasión, aunque (inicialmente) le habían pegado al orden en que quedaron los candidatos, los porcentajes fueron errados totalmente, fuera del rango del margen de error.

 

Sin embargo, algo andaba mal, algo no estaba claro.

 

Las mediciones que a través del mundo funcionan como Google Trends y mediciones particulares realizadas por expertos en medios informativos daban clara cuenta del fraude que se tejía en las ‘encuestas uribistas’, además de lo que se podía percibir a simple vista a través de las redes sociales y la acogida de los candidatos en la plaza pública.

 

Así las cosas, el fraude en las encuestas acabaron con candidaturas como la de Humberto de la Calle, considerado como el mejor candidato por la mayoría, simplemente por no tener opción según las encuestas, y —por el contrario— catapultaron en los primeros lugares a Iván Duque, un candidato sin experiencia, pero que «se pintaba como ganador de todas las encuestas».

 

Las mediciones que se hacen a través de redes sociales han sido casi infalibles en todas partes, menos en Colombia, algo que prendió las alarmas entre los analistas informáticos de un fraude electoral y que inicialmente la alaraca del triunfo uribista con Iván Duque había logrado tapar, hoy vuelve a primera plana, toda vez que se destapa un ‘monumental fraude’ electoral a través de miles de Formularios E 14 alterados en favor del ganador de todas las “encuestas” fraudulentas.

 

Los temores sobre la vinculación de los resultados de las encuestas con un supuesto ‘fraude’ se hacen cada vez más evidentes, toda vez que hay un hilo conductor que relaciona a la campaña uribista con jurados de votación ‘prefabricados’ entrenados para el fraude.

 

Las primeras mediciones y cálculos aproximados de expertos analistas de datos darían cuenta de un ‘fraude monumental’, confirmando que el candidato ‘uribista’ Iván Duque no llegaba ni a segunda vuelta, tal y como lo pronosticaron las mediciones de la última semana de campaña en redes sociales y que los ganadores son Gustavo Petro y Sergio Fajardo.

 

Además —de otro lado—  sería bueno analizar la vinculación y el efecto negativo de este fraude a través de las encuestas en las campañas de Germán Vargas y Humberto De la Calle y la debida reparación que deben recibir sus campañas y desde luego la sanción a los ‘falsos’ encuestadores.

 

Lo que más preocupa ahora, es que ante el monumental fraude la Registraduría «se hace la de la vista gorda» y pareciera justificarla, despertando aún más las sospechas y la falta de garantías electorales en Colombia.

 

 

Este artículo también lo puede leer en BVirtual “la nueva forma de escuchar radio” – para instalar la aplicación:  Para Androide – dar click aquí  Para Iphone – dar click aquí

 

 

Le puede interesar: Actividades alusivas al Día Mundial del Medio Ambiente en Barrancabermeja

 

Le puede interesar: Procuraduría abre investigación contra el Presidente de Ecopetrol por caso Lizama

 

Le puede interesar también: En Barrancabermeja se realiza Registro Administrativo de Migrantes Venezolanos

 

Le puede interesar también: Se alista agenda para celebrar Semana por la Paz

 

Le puede interesar también: Registre sus libros de comercio en medios electrónicos

 

Le puede interesar también: Gobernador radica ante el Min Trabajo despido de trabajadores de FERTICOL

 

 

 

Para leer más noticias de Barrancabermeja y el Magdalena Medio pueden dar click aquí

 

 

Para visitarnos en Facebook favor dar click aquí

 

 

 

Comments

comments

Instale la aplicación