Las demoras, en las grandes obras, que afectan la economía

Las demoras, en las grandes obras, que afectan la economía

Sector Via Yuma

Por: Horacio Brieva

 

El puerto fluvial de IMPALA está situado en la ciudad de Barrancabermeja y es considerado el más moderno de América Latina.

 

A IMPALA la gerencia el barranquillero, Alejandro Costa Posada, y es filial de la multinacional TRAFIGURA, cuya actividad es la comercialización del petróleo sus derivados y la logística.

 

IMPALA construyó el puerto de Barrancabermeja a partir de la consideración de dos (2) ‘megaproyectos’ llamados a potenciar su negocio:  la recuperación de la navegabilidad del río Magdalena —que se frustró temporalmente en manos de ODEBRECHT— y la Gran Vía Yuma, una arteria vital para el desarrollo económico y social del Magdalena Medio, que debe conectar 30 kilómetros entre la Ruta del Sol y el puente Guillermo Gaviria Correa sobre el río Magdalena (Barrancabermeja / Yondó).

 

LE PUEDE INTERESAR: Se firmó en Barranquilla contrato por la navegabilidad del Magdalena.

 

Todos sabemos que pasó con el megaproyecto del río.

 

El 23 de marzo pasado CORMAGDALENA tuvo que declararle la caducidad al contrato suscrito con el consorcio NAVELENA, conformado por  ODEBRECHT y VALORCON.   Las consecuencias para el país fueron funestas, pues se pronosticaba que para el año 2016, por ejemplo, debían transportarse por el río Magdalena unas 6 millones de toneladas de productos diversos.

 

La expectativa ahora es que la nueva contratación transforme al Magdalena en un río confiable en sus puntos críticos, a fin de que gane velocidad y profundidad al menos entre Barrancabermeja y Barranquilla, pues en el corto plazo NO parece posible entre Barrancabermeja y Puerto Salgar.

 

Lo que si no es conocido en Colombia —porque la noticia ha tenido más impacto en los medios informativos del departamento de Santander— es el retraso de varios años que ha tenido la Gran Vía Yuma.   “Esta carretera la necesitan todos los navieros”, dice Roberto Ramírez Ocampo, presidente ejecutivo de la Federación Nacional de Navieros (FEDENAVI).

 

Una de las navieras más interesadas en que se concluya esta vía de doble calzada es, por supuesto, la empresa IMPALA que invirtió unos 450 millones de dólares en su puerto de Barrancabermeja.     Ese muelle fue construido en un espacio de 50 hectáreas que fueron elevadas 4 metros en una gigantesca operación de relleno, lo que permitió, de paso, crear un dique de contención que evitará que Barrancabermeja se vuelva a inundar por ese punto, como ocurrió en el año 2010.

 

INVÍAS sostiene que los retrasos se deben a las firmas TRADECO y MOTA-ENGIL, que renunciaron a la ejecución de la obra por problemas financieros.

 

LE PUEDE INTERESAR: Empresa Mota-Engil, de la Vía Yuma, debe dinero a comerciantes y trabajadores.

 

 

El valor inicial del proyecto —en el que concurren Ecopetrol, Invías, la Gobernación de Santander y la Alcaldía de Barrancabermeja— era de $ 259.532 millones.  Con los retrasos se estima que la Gran Vía Yuma podría terminar costando $ 410.000 millones.

 

Son los típicos saltos de canguro de la contratación colombiana.

 

Las grandes obras de infraestructura son esenciales para la atracción de la inversión nacional y extranjera.

 

Atrasos como los mencionados son los ‘palos en la rueda’ que atrancan la competitividad del país.

 

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

 

HORACIO BRIEVA, sígalo en twitter: @HoracioBrieva

Comments

comments

Instale la aplicación