Después de 30 años, en Barrancabermeja, el SIDA sigue siendo una amenaza, dicen profesionales de salud. ?

SidaEn Barrancabermeja, que existe una población cercana a los 250.000 habitantes, podrían existir unas 600 personas con Sida. En nuestra ciudad actualmente, profesionales de la salud, están orientando sus esfuerzos en tratar de «des-estigmatizar» a la población vulnerable, (es decir, en no permitir que se mancille o lastime la honra de los enfermos), que según parece, es la causa para que muchas personas oculten la enfermedad, en perjuicio de su calidad de vida y a que cada vez puedan acceder al tratamiento científico adecuado. En Colombia, el Sistema de Seguridad Social en Salud cubre el tratamiento anti-retro-viral, el cual puede garantizar una esperanza de vida de 20 años en una persona infectada.

Lo más preocupante es que son los más pobres y las minorías quienes más padecen la enfermedad y también quienes mayor riesgo tienen de contraerlo. 
 
Particularmente, los consumidores de droga por vía intravenosa, las personas que se dedican a la prostitución, los hombres que mantienen relaciones sexuales con otros hombres, las personas privadas de su libertad y los desplazados son las más vulnerables.
Síntomas del Sida (para tener en cuenta)
La infección inicial puede no producir síntomas. Algunas personas con infección por VIH no tienen síntomas entre el contagio y desarrollo del SIDA. Además de los síntomas enumerados a continuación pueden desarrollarse otros muchos.
 
SÍNTOMAS PRINCIPALES
•Agotamiento prolongado e inexplicable.
•Glándulas hinchadas (nódulos linfáticos).
•Fiebre que dure más de 10 días.
•Resfriados.
•Exceso de sudor, especialmente de noche.
•Lesiones de boca incluyendo llagas y encías hinchadas y dolorosas.
•Dolor de garganta.
•Tos.
•Acortamiento de la respiración.
•Cambio en los hábitos, incluyendo el estreñimiento.
•Diarrea frecuente.
•Síntomas de una infección específica (tales como cándida, neumocistis, etc.).
•Tumores (sarcoma de Kaposi).
•Erupciones en la piel u otras lesiones.
•Pérdida de peso no intencionada.
•Malestar general o inquietud.
•Dolor de cabeza.
 
SÍNTOMAS ADICIONALES QUE PUEDEN ASOCIARSE CON ESTA ENFERMEDAD
•Deterioro del habla.
•Atrofia muscular.
•Pérdida de memoria.
•Disminución de la función intelectual.
•Hinchazón general.
•Hinchazón de las articulaciones.
•Dolor de las articulaciones.
•Intolerancia al frío.
•Cansancio o dolor de huesos.
•Comportamiento extraño o inusitado.
•Movimientos lentos, flojos o letárgicos.
•Inquietud, tensión, y estrés.
•Bultos en la ingle.
•Picor generalizado (prurito).
•Uacute;lceras genitales.
•Visión borrosa.
•Visión doble (diplopía).
•Manchas negras en la visión.
•Ceguera o visión disminuida.
•Dolor torácico.
•Dolor en la parte baja de la espalda.
•Dolor abdominal.
•Pérdida de apetito, indigestión, u otro trastorno gastrointestinal.
•Dolor muscular.
•Entumecimiento y estremecimiento.
 
ANALISIS Y TEST
•La prueba de anticuerpos de VIH ELISA (análisis Enzima- Inmunoabsorbente).
•Contaje absoluto de linfocitos CD4 (menos de 200 en caso de enfermedad).
•PCR para VIH.
 
La prueba para comprobar la infección del VIH en un individuo se realiza mediante una técnica de «ELISA» (enzima-linked immunosorbent assay). Se realiza en unas horas y es muy sensible para identificar VIH-positivos. La mayoría de los test comerciales se comparan para su calidad y fiabilidad con una técnica más sofisticada llamada»Western Blot», que caracteriza cada marcador para mejorar sus resultados.
 
Además se realizan los contajes de linfocitos para saber la afectación del sistema inmune, y desde 1.995 se puso a punto una técnica (PCR, siglas en inglés de Reacción de la Cadena de la Polimerasa) que permitía medir la cantidad de virus VIH en la sangre, lo que a su vez es un reflejo de la cantidad de virus que existen en todo el organismo.
 
TRATAMIENTO
Al aplicar la técnica PCR para VIH muestras de sangre congeladas desde 10 o más años antes se vio que de las personas que tenían muy pocos virus (carga viral baja) apenas un 10% habían desarrollado SIDA, mientras que las personas que tenían gran cantidad de virus (carga viral alta) en sangre habían desarrollado SIDA y muerto en su mayoría.
 
Hasta 1.995 se disponía de una serie de fármacos denominados Inhibidores de la Transcriptasa Inversa Viral (RETROVIR, VIDEX, HIVID) que, por separado o en combinación. tenían un efecto poco potente y, además, transitorio sobre el virus VIH, logrando retrasar la aparición de SIDA en una persona infectada como máximo 2 años; si se usaban en fase de SIDA retrasaban la muerte en 1 ó 2 años.
 
Esto se debe a que el virus es capaz de hacerse resistente a estos fármacos porque esta cambiando (mutando) cada vez que se reproduce (replica); como es lógico, aquellas personas que tienen gran cantidad de virus tienen mayor tasa de replicación (y de resistencia)y el pronóstico es peor que en el caso de que tengan pocos virus.
 
Se vio también que con los anteriores fármacos se lograba como media dividir por 10 ó por 50 la cantidad de virus de la sangre, lo que, en una persona que tuviese. por ejemplo, 300.000 virus por mililitro, es una reducción insignificante e insuficiente para evitar la progresión a SIDA.
 
En 1996 aparecieron, ya comercializados, una serie de fármacos denominados Inhibidores de la Proteasa Viral (NORVIR, INVIRASE, CRIXIVAN) que, en combinación con los anteriores, logran dividir la carga viral por 1.000 ó más; en algunos pacientes consiguen hacer desaparecer de la sangre a estos virus y, manteniendo el tratamiento varios años, pueden quizá eliminar por completo el virus del organismo.
 
La experiencia con dos años de uso es muy buena, con reducciones de mortalidad de más del 50%, recuperación de los linfocitos T4 perdidos y mejoría marcada de los síntomas de la enfermedad.
 
Estos tratamientos son relativamente bien tolerados y se administran por boca (no necesitan inyectarse). Aunque estos tratamientos son muy caros (un Inhibidor de la Proteasa más dos Inhibidores de la Transcriptasa suponen al año más de 1.300.000 ptas) en algunos países están cubiertos por la Seguridad Social y, sobre todo, las vidas salvadas y el ahorro que producen en gastos de hospitalización compensan ampliamente su valor económico.

Comments

comments

Instale la aplicación