Informes Especiales

Will Martínez entrevista a Mañe Pérez: 'El papá de los cantantes'.

Ratio:  / 1
MaloBueno 

El artista invitado hoy es Manuel Francisco Pérez Tapias, un veterano cantante barranqueño de 65 años de edad, radicado hace más de 40 años en la ciudad de Bucaramanga y al que todo el mundo conoce como Mañe Pérez: 'El papá de los cantantes'.  Bachiller del colegio Diego Hernández de Gallego, desde muy niño tuvo la oportunidad de cantar con las orquestas más reconocidas de su época. En la actualidad es el director de la Orquesta La Magnífica de Bucaramanga y es uno de los cantantes más reconocidos en todo el oriente colombiano.

 

 

La entrevista.

 

WILL MARTÍNEZ: ¿Dame un perfil rápido de tu trayectoria?

 

MAÑE PÉREZ: Yo nací en Barrancabermeja el 19 de mayo de 1951.  En 1962 me fui a vivir con mis abuelos a Magangué,  un municipio localizado a orillas del Río Magdalena, en el departamento de Bolívar. En 1966 regresé a Barrancabermeja y logré terminar mi bachillerato en el colegio Diego Hernández de Gallego donde experimenté y exploté mis condiciones artísticas.   A la par que cantaba en el colegio también empecé a cantar en diversos programas culturales que se desarrollaban en la ciudad como el teatro y las danzas.  A partir de 1974 me radiqué en la ciudad de Bucaramanga donde vivo desde hace muchos años, todos dedicados a la música.

 

 

WILL MARTÍNEZ: ¿Y cómo fueron tus inicios como cantante profesional?

 

MAÑE PÉREZ: Precisamente, estando participando en las actividades culturales de esa época, tenía que compartir mi vida entre el estudio, ayudar a mi papá —que era plomero de profesión— y contribuir con algo para la casa ... en medio de toda esa situación   me conoció Álvaro Rangel quien tocaba el teclado en la orquesta Los Académicos de Barrancabermeja —y aprovechando que el cantante Carlos Gómez se había ido a trabajar con Los Brillantes de Bucaramanga— pensó en la posibilidad de que yo fuera el reemplazo y el nuevo cantante de la orquesta.

 

 

WILL MARTÍNEZ: ¿Y qué pasó entonces?

 

MAÑE PÉREZ: Nos hicieron audición, yo recuerdo que nos presentamos 3 cantantes, quedamos finalmente, Chucho Gil Gómez que estudiaba en el Colegio Nariño y yo.  

 

 

WILL MARTÍNEZ: ¿Recuerda los nombres de aquellas personas que te impulsaron a seguir en esto de la música?

 

MAÑE PÉREZ: Recuerdo con mucho respeto a don Arnulfo López Ortiz, quien para esa época llevaba a su hijo Arnulfo López Junior a los ensayos siendo aún un niño todavía. Casi todos eran empleados de Ecopetrol que en las noches sacaban un tiempo para los ensayos con la orquesta. Te cuento Wilo que tuve la oportunidad de vincularme con Ecopetrol a término indefinido en esa época cuando era fácil, muchas veces me lo propusieron, pero mi pasión era y continua siendo el canto por lo que nunca me trabajé con la compañía petrolera.

 

 

WILL MARTÍNEZ: Mañe, tu primera agrupación con la que cantaste profesionalmente y anécdotas de la época.

 

MAÑE PÉREZ: En Barranca fueron Los Académicos la primera agrupación que me brindó la posibilidad de mostrarme como un cantante. Ellos me ayudaron a superarme, hicimos muchas actividades de visita por todos los clubes de Ecopetrol y con Los Académicos alterné con las mejores agrupaciones colombianas de esa época y también internacionales.  Para el año 1972, cuando Barrancabermeja celebró sus primeros 50 años, es decir su 'cincuentenario' y se fundó el barrio El Cincuentenario, yo grabé en el sello Sonolux de Medellín una canción llamada ‘Barrancabermeja’ dedicada a los 50 años de la ciudad de la autoría de Pedro A Saavedra que para entonces gustó mucho en Barranca.

 

 

WILL MARTÍNEZ: ¿Tienes alguna anécdota que recuerdes de aquellos tiempos en Barrancabermeja?

 

MAÑE PÉREZ:   Si claro.  Recuerdo que para ganarme la vida y por los deseos que tenía de cantar yo hacía presentaciones —siendo aún muy joven— en los burdeles más reconocidos de Barrancabermeja, en La Mafafa y en El Infierno, en las épocas en que a Barranca la llamaban 'la ciudad de las tres "p" ... putas, plata y petróleo', entraba a esos burdeles por la puerta de atrás y por esa misma puerta salía por las mañanas hacia el colegio Diego Hernández de Gallego a seguir estudiando ... fueron épocas duras pero que hoy recuerdo con la nostalgia que da el correr de los años.

 

 

WILL MARTÍNEZ: En esa vida de colegial en la que se descubren vocaciones en algunos estudiantes a los que no les da pena mostrarse  ¿qué cree te marcó y te motivó a seguir en esto del canto?

 

MAÑE PÉREZ: Me motivó las ganas de ser alguien en la vida, porque así lo quise, salí con el anhelo de estudiar.  De lo contrario fuera en estos momentos un pensionado de Ecopetrol.

 

 

WILL MARTÍNEZ: ¿Cuéntanos como fue ese paso de Los Académicos en Barranca hacia la ciudad de Bucaramanga?

 

MAÑE PÉREZ: En el año 1972 tuvimos la oportunidad, estando trabajando con Los Académicos, de ser invitados a Bogotá a un programa que se transmitía por la televisora nacional —que en esa época emitía su señal en blanco y negro— invitados por un barranqueño llamado Alberto Pico Arenas, que había sido en Barrancabermeja gerente del Club Miramar y tenía una programadora de televisión llamada Ondas Televisión.  Como en esos tiempos sólo había un canal de televisión para toda Colombia bastaba una sola presentación para ser vistos por todo el país y ser reconocidos nacionalmente, así las cosas un profesor de biología del Colegio Industrial de nombre Leonidas Ocampo que también tocaba con Los Master de Bucaramanga me ofreció trabajar con ellos en la capital del departamento. Como ya me habían visto por televisión todo se hizo más fácil.

 

 

WILL MARTÍNEZ: ¿Qué sucedió después?

 

MAÑE PÉREZ: Eran tantas mis ganas de salir en búsqueda de nuevos horizontes que en 1974 —una vez me gradué de bachiller en el Diego Hernández de Gallego— ni siquiera fui a la ceremonia de grado porque ya me hallaba en Bucaramanga ubicándome con la orquesta, regresé y reclamé mi cartón de bachiller por la ventanilla del colegio y en ese mismo mes de noviembre de 1974 me fui para Bucaramanga.  Definitivamente tenía ganas de salir.

 

 

WILL MARTÍNEZ: ¿Cómo fueron esos primeros años en Bucaramanga?

 

MAÑE PÉREZ: Al comienzo fue una tragedia, como casi siempre le pasa al recién llegado, me tocó arrendar una pieza pequeña y dormir en un colchón sobre el piso, sin embargo las cosas fueron mejorando, ya en 1980 logré un cupo de grabación con el sello Sonolux en Medellín, pero tuvimos inconvenientes porque la grabación no sirvió, los músicos que llevamos de Bucaramanga no dieron la talla y me echaron de los Master porque tuve el valor de reclamarles.  En 1980 me fui para Barranquilla con Sofía Castro Pérez, mi esposa y fiel compañera que me ha servido de apoyo toda la vida...  allá en Barranquilla trabajé por un año y luego decidí volver a Bucaramanga.

 

 

WILL MARTÍNEZ: ¿Qué pasó entonces a tu regreso a Bucaramanga?

 

MAÑE PÉREZ: Luego de integrar varios grupos organicé la orquesta La Suprema y me traje de Barranca al Mono Moscote y como seis compañeros más, pero con el tiempo se presentaron inconvenientes, el primero que mantener una orquesta con músicos de afuera es más complicado y segundo porque yo trabaja con el Estado y cuando se es  músico y empleado público a la vez, se presentan problemas de tiempo especialmente por las giras de la orquesta por fuera de la ciudad.  Sin embargo, en medio de las dificultades se armó una orquesta muy exitosa llamada Son Búcaro ahí también participé como cantante.

 

 

WILL MARTÍNEZ: ¿Te hemos oído interpretar magistralmente una buena cantidad de boleros, eres un cantante multifacético?

 

MAÑE PÉREZ: Por esa época llegó a Bucaramanga un cubano con el que organizamos un grupo musical y quien me enseñó muchas técnicas para cantar; yo creía que sabía cantar y me faltaba mucho, pero luego de las instrucciones de este cubano me dediqué con Discos Fuentes a grabar un CD de boleros, después hice otro CD con Colmúsica también de boleros, también grabé música tropical con el sello Victoria en Medellín. Yo te puedo cantar desde un bolero hasta una salsa... incluso en alguna ocasión en mi vida canté vallenatos cuando vivía en Barranca.

 

 

WILL MARTÍNEZ: ¿Has salido del país y has tenido experiencias musicales en el exterior?

 

MAÑE PÉREZ:  Por esa época salí del país y me fui a trabajar a Aruba, allá alcancé a trabajar 1 año pero por ser colombiano y tener una visa de transeúnte no podía trabajar con libertad y me tocaba hacerlo escondido con las orquestas, igualmente me tocaba presentarme cada tres meses ante las autoridades de Aruba con un representante de ese país y al año ya debía presentarme solo y hablar el idioma oficial en ese país que es el holandés, una situación que me complicaba la vida allá en Aruba y entonces decidí regresar a Bucaramanga   Cuando me gradué de Administrador, en 1984 fui a la Cámara de Comercio de Bucaramanga y a partir de ese momento quedó registrada la razón social Orquesta La Magnífica a mi nombre que es la orquesta que actualmente dirijo

 

 

WILL MARTÍNEZ: ¿Momentos difíciles en tu carrera?

 

MAÑE PÉREZ: Si claro en los años 2000 y 2001 fueron muy duros, sin embargo Pastor López de Venezuela, me dio la mano y a partir de ahí todo se fue mejorando hasta el punto de que hoy en día puedo decir que me siento una persona bendecida por todo lo que he vivido en la música, nunca he dejado de cantar, siempre he cantado a lo largo de toda mi vida, siempre me sale trabajo y eso me hace feliz.  He recorrido todos los rincones de Bucaramanga, además toda la geografía de Santander y el oriente colombiano llevando mi música.  Te puedo decir, con toda seguridad, que me siento bendecido por mi voz y por la oportunidad que me dio la vida de cantar siempre.

 

 

WILL MARTÍNEZ: ¿Has visitado otros países en el mundo?

Por cuenta de mi trabajo he visitado varios países en giras, entre ellos Chile, Venezuela, Costa Rica... el año pasado estuve en Panamá.

 

WILL MARTÍNEZ: ¿Alguien especial en tu vida?

 

 

MAÑE PÉREZ: Sin duda alguna Sofía, mi esposa, sin ella hubiera sido imposible toda esta larga trayectoria de vida musical. También mis dos hijos: Sofía Pérez quien actualmente vive en la ciudad de Viña del Mar en Chile, ella ya es ciudadana chilena y vive muy bien allá y mi hijo Andrés Pérez 'el bebé' quien se graduó de abogado. Todos ellos son la felicidad de mi vida.

 

WILL MARTÍNEZ: ¿Pero veo que aún te sale trabajo?

 

MAÑE PÉREZ: Claro que si Will, no te diste cuenta que estábamos en la entrevista hoy bien temprano y me llamaron a trabajar al cumpleaños de Carlos Contreras el propietario del Desayunadero Tony aquí en Bucaramanga ... No me puedo quejar, todos los días sale trabajo ... ¡ bendito sea mi Dios ! ...

 

 

WILL MARTÍNEZ: ¿Finalmente tienes alguna recomendación para los nuevos cantantes de ahora?

 

MAÑE PÉREZ: Que tengan estilo propio, que no imiten a nadie.  Me quedo sorprendido ver como hoy en día en un grupo donde hay 4 cantantes todos cantan igual... Qué barbaridad, todos quieren imitar a Romeo Santos.   Hay 2 frases que siempre tengo presentes: 'Del cantar a saber cantar la distancia es bien grande' y  la otra es 'El buen gusto no se escribe'.

 

 

WILL MARTÍNEZ: ¿Cuáles son tus actividades para los próximos días?

 

MAÑE PÉREZ: Dentro de mis actividades futuras está la de seguir soñando, la de perseverar y tener confianza en las cosas buenas que, con toda seguridad, van a seguir llegando.  Para el próximo 10 de septiembre estaré presente en el Festival de Orquestas de la Feria de Bucaramanga y para el fin de año en un hotel en El Socorro (Santander) ... eso sí, siempre perseverando y confiando en que todo va a salir bien. 

 

El cantante barranqueño Mañe Pérez con su esposa Sofía Castro a quien considera su punto de apoyo más importante en toda su carrera artística.

 

Aquí Mañe Pérez con su orquesta La Magnífica, agrupación musical que dirige desde hace mas de 30 años en la ciudad de Bucaramanga.

 

 

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

BARRANCABERMEJA VIRTUAL.  Entrevista de Will Martínez al cantante barranqueño Mañe Pérez realizada el 30 de julio de 2016.   © Copyright.

Clinica San Jose
FacebookTwitterLinkedin