Remitidos Publicitarios.

Liliana Botero, un fenómeno político en Santander.

Por: Arístides Zambrano Rodríguez.

 

Desde ama de casa —como peyorativamente la señalaban— hasta una mujer sin experiencia pública diferente a la de ser Gestora Social, un cargo casi que de ‘corbata’.

 

 

Esa era la mala percepción de quienes veían en doña Liliana Botero de Cote, una persona que no tenía los méritos para manejar una empresa como lo es el municipio de Barrancabermeja. Pero en 15 días esa mujer con cara de  bonachona, bien parecida y más bien ingenua e inocente nos demostró, a quienes teníamos esa percepción, lo equivocados que estábamos.

 

No es de ingenuos ni de incapaces tomar la decisión de encadenarse a una Registraduria para reclamar el legítimo derecho ciudadano a elegir y ser elegido, y no tanto eso, desplazarse a Bogotá, mientras muchos de sus amigos perdían la fe, otros ponían pies en polvorosa Y la gran mayoría daba por descontado que, como lo dijo Diomedes, 'la suerte estaba echada'.

 

Y no fue así, ayer con la publicación del tarjetón —y el suyo cerrando la tarjeta electoral—  se convierte en un triunfo inobjetable de una mujer en la que muchos de los que conocieron su trabajo, tenían sembrada las esperanzas y otros simplemente la descalificaban.

 

Esa lucha en la que personalmente se enfrentó con Carlos Ariel Sánchez, el poderoso Registrador Nacional, quien se dio el lujo de no avalar grupos significativos de ciudadanos de caciques en la política que se fueron por firmas y de ser atendida por el propio Procurador General, Alejandro Ordoñez, quien sirvió de garante en el proceso.

 

Que se unieran a su causa Senadores y Representantes santandereanos y de otras latitudes, siendo que ella representa un movimiento significativo de ciudadanos que, precisamente, salen a la palestra para derrotar a las maquinarias de los partidos, la hizo visible en el concierto nacional y nos demostró el talante de lo que está hecha, en pasta dura.

 

Ahora lucha contra quienes, como alguna vez la señalamos, piensan que le queda poco tiempo para volver a recuperar la preferencia que antes de la decisión inicial de la Registraduría la tenían entre los candidatos favoritos a ganarse las elecciones.

 

Ahora, le queda a ella demostrar, como sucedió con el famoso ‘papelito’, que está hecha de madera fina.   Pero para asombro de muchos, pareciera que su carisma logró que muchos movimientos, dirigentes y líderes de la ciudad esperaran hasta el final con la publicación del tarjetón para tirar la toalla e irse en desbandada.

 

Solo una semana después de la noticia con la que amaneció el puerto petrolero y que destacaba la aprobación de las 32 mil firmas, de las cuales 18 mil se las habían embolatado, se le unen dirigentes de alguna credibilidad y reconocimiento como Malgareth Sánchez, el Movimiento de Reformistas, el otro candidato a la Alcaldía Harold Durán quien se cansó de luchar, pues el ciertamente no tenía ya tiempo porque supo de la decisión muy tarde y ayer de Luís Manuel Toro  y  Josué Taborda, así como la  bancada de Centro Democrático que suman a vuelo de pájaro 50 adhesiones.

 

Ello muestra que, como lo dice su eslogan, está imparable y su candidatura va creciendo como una bola de nieve y ojo puede convertirse en un fenómeno electoral, llevados por quienes reconocieron su labor como Gestora Social y por el desencanto a quienes representan el desgaste de una dirigencia política tradicional que poco o nada hizo por la evolución de una ciudad con grandes proyectos en un pueblo que tiene hambre y desempleo.

 

Atentamente,

 

Arístides Zambrano Rodríguez.

Cédula de Ciudadanía # 7.375.456 de Purísima (Córdoba).

 

 

Clinica San Jose
FacebookTwitterLinkedin